FOTO DEL DÍA

Muerte del acuerdo de Cielos Abiertos

Rusia ha anunciado su retirada del acuerdo de Cielos Abiertos (Open Skies), ello hace que uno de los acuerdos fundamentales para fortalecer la confianza entre Rusia y la OTAN esté muerto. 
Tu-214ON haciendo funciones para el acuerdo de Cielos Abiertos
Tu-214ON haciendo funciones para el acuerdo de Cielos Abiertos
Muerte del acuerdo de Cielos Abiertos

El acuerdo de Cielos Abiertos (Open Skies) se firmó en 1992 y entró en vigor en 2002. Según este tratado, los 34 países miembros podían efectuar vuelos de reconocimiento acordados con cierta antelación, pero sin limitaciones en cuanto a áreas en el espacio aéreo de los demás miembros. Este acuerdo era ante todo una muestra de confianza mutua entre antiguos estados enfrentados del Pacto de Varsovia y la OTAN.

El año pasado se retiró del acuerdo EE.UU., tras años de tiras y aflojas entre Washington y Moscú al respecto. Así Rusia negó el acceso en varias ocasiones a territorio propio, algo similar pasó en algunas zonas de la OTAN como Turquía. Además según los EE.UU. Rusia utilizaba un avión demasiado avanzado, mientras que Rusia se defendía que eran los parámetros máximos establecidos por el acuerdo. Tras la retirada de los EE.UU., quedó claro que el acuerdo estaba en serio peligro. Si Moscú no podía sobrevolar territorio estadounidense, no iba a permitir que otros países OTAN, que sin duda compartirían la información obtenida con Washington. 

Ahora es Moscú quien ha anunciado oficialmente el inicio del proceso de retirada del acuerdo. Ello no privará de información a rusos y estadounidenses, quienes cuentan con satélites de observación propios, los demás países pueden recurrir a servicios comerciales que también están disponibles actualmente, pero todo ello si mina la confianza mutua. Los satélites no son infalibles, y la posibilidad de sobrevolar proporcionaba un clima de apertura que ahora se va a perder. 

Comentarios