Miles de personas besan el cadáver del arzobispo de Montenegro, fallecido por coronavirus

El pasado domingo miles de personas acudieron a la catedral ortodoxa de Podgorica para asistir al funeral del jerarca del Arzobispado de la Iglesia ortodoxa serbia  en Montenegro, Amfilohije, fallecido el viernes a causa de una neumonía, una complicación frecuente de la covid-19. El clérigo de 82 años había contraído el virus a principios de octubre y falleció el pasado viernes, a pesar de dar negativo por coronavirus diez días antes. Aunque los popes repartían mascarillas a la entrada en el templo y desinfectaban las manos a quienes entraban y les pedían mantener la distancia entre sí y del féretro, eran muchos los que se quitaban la mascarilla para poder llegar al cuerpo del difunto y besarlo.

Momento del entierro de Amfilohije. Imagen: captura de pantalla de Youtube.
Momento del entierro de Amfilohije. Imagen: captura de pantalla de Youtube.
Miles de personas besan el cadáver del arzobispo de Montenegro, fallecido por coronavirus

A pesar de que Montenegro es uno de los países más afectados por la pandemia en la región balcánica, el féretro de Amfilohije estuvo abierto para que los ciudadanos le pudieran rendir homenaje, a pesar de que Nevenka Pavlicic, directora del hospital montenegrino donde murió el obispo, había instado a las autoridades a prohibir su funeral con ataúd abierto, describiéndolo como una «guarida de la enfermedad».

Fuente: Contrainformacion.es

Comentarios