Eulixe

Malcolm X y Fidel Castro comparten habitación en un hotel de Harlem

Sucedió en septiembre de 1960. Hace exactamente 60 años, Fidel Castro visitaba EE.UU por primera vez tras el triunfo de la revolución cubana. El motivo era el XV período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas. Los servicios de inteligencia norteamericanos estaban muy nerviosos con esta visita, y trataron por todos los medios de impedir el alojamiento de la delegación cubana en los hoteles de NY. Fidel y compañía terminaron donde nunca antes había ido una delegación internacional: el Theresa, un humilde hotel en el humilde barrio de Harlem, donde los barbudos fueron recibidos como héroes y protegidos por los vecinos. 

Malcolm X y Fidel Castro comparten habitación en un hotel de Harlem

La Revolución todavía estaba en pañales. Sin embargo el gobierno norteamericano ya había declarado una guerra abierta contra las nuevas autoridades cubanas y llevaba a cabo una activa  campaña de desinformación sobre Cuba. Los barbudos de Sierra Maestra eran sin duda una preocupación para Washington. Sin embargo gran parte de pueblo estadounidense lo recibió como un héroe. Fidel jugó con mucha habilidad esta baza, y decidió alojarse en un pequeño y modesto hotel de Harlem, uno de los barrios más "populares" de NY por esas fechas. 

Teníamos dos opciones: una era el patio en las Naciones Unidas; cuando le dije esto al Secretario General, se horrorizó al pensar en una delegación acampando allí en tiendas de campaña; y luego recibimos la oferta de Malcolm X , él había hablado con uno de nuestros camaradas, y le dije: Ese es el lugar, Hotel Theresa. Y ahí fuimos. - Fidel Castro

Al gobierno estadounidense le fue imposible presionar al hotel Theresa para cancelar la estancia, ni crear un ambiente hostil en las calles de la mano de los contrarrevolucionarios cubanos.

Harlem era un barrio humilde, sintió a Fidel como uno de los suyos, además la comunidad afroamericana mayoritaria en el barrio, había sido convocada para recibirlo y protegerlo por Malcolm X, vecino del barrio y predicador en el templo de la nación del Islam del barrio, cercano al hotel Theresa.

Cuando Malcolm X recibió a Fidel en el hotel le dijo “Mientras el Tio Sam esté contra ti, sabes que eres un hombre bueno” a lo que Fidel le respondió “Nosotros luchamos por toda la gente oprimida”. El recibimiento y la protección de la delegación cubana por el barrio de Harlem fue abrumadora, la policía de Nueva York fue incapaz de contener la multitud.

El secretario General de la ONU pregunto a Fidel porque se había alojado en un barrio como Harlem a lo que Fidel contestó “Voy a un hotel donde están los humildes, los preteridos, porque la Revolución cubana es la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes”.

The New Republic asegura que Harlem fue un anfitrión más amable para Castro que el Midtown de la alta sociedad. Las multitudes se reunieron fuera del Hotel Theresa, mientras el invitado de honor recibía visitas oficiales de líderes extranjeros, como el primer ministro soviético Nikita Khrushchev, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser y el primer ministro indio Jawaharlal Nehru, así como figuras estadounidenses de derechos civiles, como Malcolm X, el presidente de la NAACP de Nueva York, Joseph Overton, y, según según algunos informes, Jackie Robinson. Juan Almeida Bosque, el comandante del ejército afrocubano, se convirtió instantáneamente en un ícono, con una multitud de personas detrás de él en la calle.

Fuente: Medium.com // HarlemWorldMagazine

Comentarios