FOTO DEL DIA

La letal erupción del volcán Krakatoa en 1883

La explosión fue tan fuerte que el volcán se destruyóa sí mismo, y en el mismo lugar, casi 50 años después, nació el Anak Krakatoa
La letal erupción del volcán Krakatoa en 1883

En la mañana del 26 de agosto de 1883, los residentes de la isla de Krakatoa, en Indonesia, se levantaron como en cualquier otro día. Aunque sus tareas cotidianas se vieron alteradas por el humo que salía de los tres conos volcánicos que salpicaban la isla. Si bien fue motivo de pausa, para muchos residentes, no fue motivo de alarma. Perdo debería haber sido: esa misma noche, el humo se convertía en una erupción que destrozó la isla. Mató a más de 36.000 lugareños, arrasó con casi 19 km de montaña, la ceniza se elevó hasta 80 km y emitió un ruido de tal estrépito; que se apreció incluso en Australia, a más de 5.000 km de distancia, considerándose el mayor registrado en la Historia de la Tierra. Según narra el escritor Simon Winchester, autor del libro 'Krakatoa: el día que el mundo explotó', los efectos de las olas gigantes se sintieron en Francia, los barómetros en ciudades como Bogotá y Washington terminaron fuera de control y aparecieron cadáveres hasta en las costas de Zanzíbar en Tanzania. 

Comentarios