Cuando los canarios eran los inmigrantes perseguidos

La llegada de migrantes a las islas Canarias en los últimos meses ha aumentado considerablemente, tensando la convivencia y provocando diversos tipos de incidentes xenófobos. Los altercados, aunque reducidos, sirven de munición para la extrema derecha, que aprovecha este tipo de situaciones para rascar votos e influencia, provocando situaciones intolerables como las dos patrullas vecinales para “ir contra los moros” organizadas en el último mes. Sin embargo, hace tan solo 70 años eran los propios canarios los que se veían obligados a emigrar en durísimas condiciones y siendo recibidos como apestados en su destino. Es el caso de unos 12.000 canarios sin papeles que viajaron hacinados en barcos de pesca entre 1948 y 1950 con destino a Venezuela, donde las autoridades los encerraban en pequeñas islas para hacer cuarentena en condiciones insalubres.

Canarios3
El 25 de mayo de 1949, un suceso abría la primera página del diario venezolano Agencia Comercial. "Apresados en Venezuela 160 inmigrantes ilegales canarios", rezaba el titular. Llegaron en un velero de 19 metros llamado El Elvira, que salió de Las Palmas. La mayoría de los tripulantes eran hombres campesinos, exceptuando 10 mujeres y una niña de siete años.
Cuando los canarios eran los inmigrantes perseguidos

La empatía es un valor en decadencia en nuestra sociedad. Ponerse en la piel del otro e intentar sentir por un momento las dificultades que le han tocado vivir es algo que cada vez hacemos menos. Sirva de ejemplo la situación que se está viviendo en Canarias en los últimos meses. Una simple búsqueda de noticias de los últimos días arroja los siguientes resultados:

Se han llegado incluso a organizar cacerías de inmigrantes por parte de canarios, olvidando por completo que estas personas huyen de la miseria o la guerra, que se han jugado la vida en el mar para luchar por un futuro mejor, y que no tienen más que lo puesto. Exactamente igual que muchos canarios hace tan solo 70 años. 

A mediados del siglo pasado la vida en Canarias no era fácil. La pobreza golpeaba sin piedad y en la isla de El Hierro no había ni escuelas ni luz eléctrica. Solo entre 1948 y 1950 salieron unos 65 barcos de Canarias rumbo a Latinoamérica. En todos los casos los barcos iban sobrecargados, la gente hacinada, y el hambre hacía estragos. Entre 1948 y 1950 Venezuela fue el destino más común. Allí, cuando llegaban en aquella época, además de ser enviados a islas-cárceles, también eran retenidos en hoteles o barracones para migrantes, donde permanecían al menos cuarenta días antes de ser usados como mano de obra barata en trabajos fundamentalmente agrícolas. En muchos casos aquellas cuarentenas, con objetivo inicialmente sanitario, terminaban prolongándose. 

A falta de empatía, buena sería la memoria. 

Fuente y más info: eldiario.es // isladetenerifevivela.com 

Comentarios