Hace 41 años fascistas de Fuerza Nueva asesinaban a Yolanda González por ser vasca y de izquierdas

Madrugada del dos de febrero de 1980. Un comando fascista de Fuerza Nueva secuestra a Yolanda González Martín en Madrid. Tenía 19 años, y después de torturarla, la asesinaron en un descampado próximo a Alcorcón. Fue un crimen de odio, la seleccionaron por su liderazgo en el movimiento estudiantil, era de la coordinadora de Enseñanzas Medias, militante del Partido Socialista de los Trabajadores y nacida en el País Vasco, sesgos esenciales para sus asesinos. En 2018 la ultraderecha vandalizó la placa que la recordaba. En estos momentos Emilio Hellín, uno de sus asesinos, trabaja para defender a Cristina Cifuentes en el caso Máster, además de haber sido asesor habitual de la Guardia Civil y la Policía española en múltiples ocasiones. 

YolandaGonzalez
Yolanda González, la joven vasca asesinada en 1980.
Hace 41 años fascistas de Fuerza Nueva asesinaban a Yolanda González por ser vasca y de izquierdas

El asesinato de Yolanda supuso en su momento una prueba más de la connivencia entre algunos sectores de la Policía y la extrema derecha, y a día de hoy todavía sirve como ejemplo de la impunidad con que es tratado el fascismo en el Estado español. Emilio Hellín, quien fuera condenado a 43 años de cárcel por el asesinato de Yolanda es en la actualidad perito de la defensa de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes en el 'caso Máster', además de haber sido asesor habitual de la Guardia Civil y la Policía española, y también de la Ertzaintza. La placa que recuerda el asesinato de Yolanda en Madrid ha sido vandalizada por la extrema derecha en múltiples ocasiones: