FOTO DEL DÍA

El 27 de septiembre de 1975 se llevaron a cabo los últimos fusilamientos de la dictadura franquista

Jon Paredes Manot, Ángel Otaegui Echevarria, José Humberto Baena Alonso, Ramón García Sanz y José Luis Sánchez-Bravo fueron sentenciados a muerte y los últimos fusilados de la época de Franco
El 27 de septiembre de 1975 se llevaron a cabo los últimos fusilamientos de la dictadura franquista

Los últimos fusilados de la dictadura de Franco fueron 5 jóvenes que habían sufrido torturas continuadas y que fueron sentenciados a muerte sin recibir un juicio justo. La represión franquista se había endurecido desde que en 1973 muriera el presidente Carrero Blanco en un atentado y las cárceles se habían llenado de militantes antifranquistas que en la mayoría de las ocasiones terminaban fusilados. En el año 1975 la presión internacional hizo que el Gobierno decidiera acabar con este tipo de ejecuciones, siendo el 27 de septiembre de ese mismo año una fecha clave. Ese día se produjeron varios fusilamientos, los de José Humberto Baena, de 25 años, Ramón García Sanz de 27 años y José Luis Sánchez-Bravo de 20, todos ellos militantes del FRAP. Además de los miembros de ETA Ángel Otaegui Echevarria de 33 años y Jon Paredes Manot de 21, que pasaron a convertirse en los últimos fusilados oficiales de la dictadura. Los cinco jóvenes fueron fusilados por policías y guardias civiles voluntarios entre las 8.30 y las 10 de la mañana del 27 de septiembre de 1975 y la elección de los condenados se hizo para dar un escarmiento a los tres principales frentes de la resistencia antifranquista que se encontraban en País Vasco, Barcelona y Madrid. Por eso, tras su asesinato se produjo una fuerte oleada de manifestaciones por todo el mundo, como forma de protesta por haber llevado a cabo esas ejecuciones de manera tan premeditada.

Comentarios