FOTO DEL DÍA

El 25 de julio de 1956 el trasatlántico Andrea Doira naufragaba tras chocar con otro buque

En total perdieron la vida 51 personas y el resto de pasajeros fueron rescatados antes de que el buque se hundiera
El Andrea Doria se hundió en aguas cercanas a las costas de Nueva York
El Andrea Doria se hundió en aguas cercanas a las costas de Nueva York
El 25 de julio de 1956 el trasatlántico Andrea Doira naufragaba tras chocar con otro buque

En la brumosa noche del 25 de julio de 1956, el trasatlántico Andrea Doria se disponía a finalizar su viaje número 51, cuando chocó contra otra nave frente a las costas de Nueva York. El otro barco con 534 pasajeros y 161 tripulantes a bordo, era el sueco Stockholm, que había partido esa misma tarde desde Nueva York con destino final en Suecia.

El buque italiano había aminorado la velocidad debido a la espesa niebla y ya iba a llegar con retraso a su destino. Por eso, cuando el radar marcó la distancia entre los dos navíos, la tripulación del Andrea Doira pensó que había espacio suficiente para pasar sin tener que desviar su trayectoria y evitar así alargar más el viaje. Pero los cálculos que habían hecho no se correspondían con la distancia real, ya que el Stockholm había decidido desviarse una milla de su trayectoria cuando había detectado al otro barco y esto hizo que el choque fuera inevitable. A las 23:10 de la noche del 25 de julio de 1956, la proa afilada del buque sueco impactaba con el casco del barco italiano y las consecuencias fueron trágicas. El Andrea Doria tenía siete de sus once cubiertas dañadas y el agua entró en las cabinas de la tercera clase, donde murieron 46 personas debido al impacto, ahogados en los camarotes o tras caer al mar. Pero el espectacular rescate, considerado uno de los mejores de la historia de la navegación debido al gran despliegue, salvó la vida de las 1.659 personas restantes. La cercanía de la costa y la ayuda prestada por otros barcos que estaban por la zona, hizo que en unas cuatro horas los supervivientes fueran rescatados y llevados a tierra firme.

Stockholm-choqueEl Stockholm también sufrió daños en el choque, que fueron reparados por más de un millón de dólares.

En el Stockholm también perdieron la vida 5 tripulantes, pero los daños ocasionados por el coche no fueron tan graves y pudo llegar a puerto por sus propios medios. Más tarde fue llevado hasta Brooklin donde lo repararon por más de un millón de dólares para que siguiera navegando hasta 1960, cuando fue destinado a ser un hotel flotante. Mientras tanto, el Andrea Doria se hundió en el fondo del mar sobre las 10 de la mañana del día siguiente.

Las investigaciones posteriores dejaron claro que el choque se había producido por fallos en los cálculos de distancia entre las ambas embarcaciones y el cambio de rumbo inesperado del Stockholm, pero sobre todo porque ninguno de los dos buques comprobó las posiciones exactas que marcaban los radares y porque incumplieron las recomendaciones de disminución de la velocidad con niebla.

Stockholm-choque-Andrea-Doria

 

Comentarios