FOTO DEL DÍA

En 1918 dos trenes chocaron en Nashville y dejaron un balance de 101 muertos

Los cuerpos de la mayoría de los falleidos fueron quemados tras el accidente y no pudieron ser reconocidos

Foto incluida en el informe de la Comisión de Comercio Interestatal sobre el accidente del Dutchman´s Curve
Foto incluida en el informe de la Comisión de Comercio Interestatal sobre el accidente del Dutchman´s Curve
En 1918 dos trenes chocaron en Nashville y dejaron un balance de 101 muertos

Era el lunes 9 de julio de 1918, cuando en una zona conocida como Dutchman´s Curve, al oeste de Nashville en Estados Unidos, se produjo una gravísima colisión frontal entre dos trenes. Uno de ellos procedía de la ciudad de Memphis y en él viajaban mayoritariamente afroamericanos que se dirigían a trabajar a la nueva planta de municiones de DuPont, en Old Hickory, para fabricar armas para la Primera Guerra Mundial. El otro tren había salido de Nashville con dirección al oeste de Memphis y fue el causante del accidente, ya que debería haber esperado a que el otro llegara a las vías dobles que había en la zona denominada Centennial Park, pero no lo hizo y las dos locomotoras colisionaron en una curva.

Tras el accidente miles de personas se acercaron al lugar del choque para intentar ayudar o simplemente llamados por la curiosidad del suceso, de ahí que en las fotos que se incluyen en el informe de incidentes de la Comisión de Comercio Interestatal del país, aparezcan los trenes rodeados de gente.

En total fallecieron 101 personas y el alto número de fallecidos se debió, en parte, a que muchos de los afroamericanos que viajaban en el tren procedente de Memphis, lo hacían en vagones que eran de madera y muy inseguros. De todos los muertos, cerca de 90 eran de color y el resto personas de raza blanca que, aunque viajaban en vagones de acero, no sobrevivieron al brutal choque. Muchos de los cuerpos de los fallecidos fueron colocados en carros de madera y quemados tras el accidente, lo que hizo casi imposible su identificación. Otros fueron enterrados en el cementerio de Nashville en tumbas sin nombre, pero el año pasado, con motivo del centenario del accidente, se decidió establecer un árbol escarpado en el cementerio como monumento de recuerdo y zona de culto a todos los que ese día perdieron la vida.

En 1980, el cantante David Allan Coe, también grabó una canción en memoria de las víctimas contando como sucedió la tragedia.

 

Comentarios