Eulixe

17 años del asesinato de José Couso

8 de abril de 2003, Bagdad (Irak). Un tanque estadounidense dispara al hotel donde se alojaban los periodistas extranjeros que cubrían la invasión. José Couso estaba grabando desde la planta 14. Falleció horas después mientras era intervenido de los múltiples daños recibidos en el impacto. 17 años después del atentado todavía no se ha hecho justicia.

Foto: Olga Rodríguez // "Sácanos una foto, Olga". José Couso en Bagdad, 2003. Hoy hace 17 años era asesinado por el ejército estadounidense en la capital iraquí, cuando grababa desde el hotel donde nos alojábamos los periodistas que cubríamos la invasión llamada guerra. Siempre en la memoria.

17 años del asesinato de José Couso

Comunicado de la familia Couso:

Nosotros, todos los que nos reunimos desde hace 17 años y los que nos apoyan desde la distancia, pertenecemos a una sociedad que necesita del contacto y las miradas para forjar luchas y lograr conquistas, a una sociedad de cercanía, pero ahora mismo esto no es posible.

Después de 17 años, será la primera vez que no nos concentraremos frente a la embajada de los EEUU en Madrid, para exigir justicia y mostrar nuestra postura de rechazo ante el país que legitima la impunidad de sus militares a lo largo y ancho del mundo.

Hace 17 años, pero parece que fue ayer cuando un carro de combate M1-Abrams disparaba contra el hotel Palestine de Bagdad.

Como parece que fue ayer cuando se modificaba la ley orgánica del poder judicial.

Cuando Interpol se negaba a cursar una orden internacional de búsqueda contra militares norteamericanos.

Cuando José María Aznar lamentaba y no condenaba.

Cuando ministros del partido socialista recibían órdenes en la embajada norteamericana para cerrar la causa Couso.

Cuando el Tribunal Constitucional certificaba que la jurisdicción Española no era competente para continuar el caso Couso.

Cuando el ministerio de Asuntos Exteriores disparaba fuego amigo contra el ministerio de Justicia Español.

Y fue ayer cuando el Gobierno del PSOE y UP decía que estaba con la familia Couso y recurría la sentencia de la AN que ratificaba el olvido a la familia Couso.

Este año 2020, por causas de fuerza mayor que todos conocemos, nos vemos ante la necesaria responsabilidad de aplazar la concentración frente a la embajada norteamericana en Madrid.

Decimos aplazar y no anular porque seguiremos en la lucha y no abandonaremos la posibilidad de vernos, abrazarnos y gritar, como cada 8 de abril, en otro lugar y otro momento, pero nos encontraremos. No tengáis duda.

Frente al olvido, memoria.

Contra la infamia, dignidad.

Por la justicia, lucha.

17 años contra la impunidad.

17 años con Couso.

Comentarios