Un ser humano sobrevive en animación suspendida por primera vez en la historia

Un grupo de médicos de la Universidad de Maryland ha logrado el hito, consiguiendo poner a un paciente en animación suspendida, es decir, ralentizando sus procesos vitales a través de medios externos. Esta técnica consiste en enfriar el cuerpo hasta los -15ºC remplazando la sangre por una solución salina helada, y se aplica a pacientes con heridas críticas

Pexels
Pexels
Un ser humano sobrevive en animación suspendida por primera vez en la historia

En la vida de un paciente con heridas críticas y en paro cardiorrespiratorio, cada segundo es vital. Los cirujanos apenas tienen margen para salvarle la vida, como demuestra el índice de supervivencia de personas ingresadas en estas circunstancias, que apenas ronda el 5%. Poder "congelarlo" para aumentar el tiempo y las posibilidades de salvarle la vida ha sido algo ampliamente imaginado en películas de ciencia ficción. Y por primera vez en la historia, se ha llevado con éxito a la práctica

El hito ha sido comunicado a través de la revista New Scientist. Según el artículo, Samuel Tisherman, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, confirmó que su equipo de médicos había colocado al menos a un paciente en animación suspendida, calificándolo de "un poco surrealista" cuando lo hicieron por primera vez. No reveló cuántas personas habían sobrevivido como resultado.

criogenización

EPR

La técnica, oficialmente llamada "Preservación de emergencia y reanimación" (EPR), se está llevando a cabo en personas que llegan al Centro Médico de la Universidad de Maryland en Baltimore con un trauma agudo, como un disparo o una herida de arma blanca, y han sufrido un paro cardíaco y pérdida de más de la mitad de su sangre. En esa situación solo hay unos minutos para operar, con una probabilidad de menos del 5 por ciento de que normalmente sobrevivan.

Con la técnica EPR se enfría rápidamente al paciente a alrededor de -10 a -15 °C reemplazando toda su sangre con solución salina helada. En ese momento, la actividad cerebral del paciente se detiene casi por completo. Luego se desconecta del sistema de enfriamiento y su cuerpo, que de otro modo se clasificaría como muerto, se traslada al quirófano. El equipo quirúrgico tiene desde ese momento 2 horas para reparar las lesiones del paciente antes de que recupere la temperatura y se reinicie su corazón . Tisherman dice que espera poder anunciar los resultados completos de la prueba para fines de 2020.

A temperatura corporal normal, aproximadamente 37 °C, nuestras células necesitan un suministro constante de oxígeno para producir energía. Cuando nuestro corazón deja de latir, la sangre ya no transporta oxígeno a las células. Sin oxígeno, nuestro cerebro solo puede sobrevivir durante unos 5 minutos antes de que ocurra un daño irreversible. Sin embargo, bajar la temperatura del cuerpo y el cerebro disminuye o detiene todas las reacciones químicas en nuestras células, que como consecuencia necesitan menos oxígeno.

El interés de Tisherman en la investigación de traumas comenzó a raíz de un incidente al comienzo en su carrera en el que un joven fue apuñalado en el corazón después de un altercado: “Era un hombre joven y saludable unos minutos antes, y de repente estaba muerto. Podríamos haberlo salvado si hubiéramos tenido suficiente tiempo ”. Esto lo llevó a comenzar a investigar formas en que el enfriamiento podría dar a los cirujanos más tiempo para hacer su trabajo.

Los estudios en animales mostraron que los cerdos con trauma agudo podían enfriarse durante 3 horas, ser cosidos y luego reanimados . "Sentimos que era hora de llevarlo a nuestros pacientes", dice Tisherman. “Ahora lo estamos haciendo y estamos aprendiendo mucho a medida que avanzamos con la prueba. Una vez que podamos demostrar que funciona aquí, podemos ampliar la utilidad de esta técnica para ayudar a los pacientes a sobrevivir de otra manera ”.

Quiero dejar en claro que no estamos tratando de enviar personas a Saturno. Estamos tratando de ganarnos más tiempo para salvar vidas - Dr. Tisherman

El tiempo que puede sobrevivir un paciente en animación suspendida no está claro. Cuando las células de una persona se calientan, pueden experimentar lesiones por reperfusión, en las que una serie de reacciones químicas dañan la célula, y cuanto más tiempo estén sin oxígeno, mayor será el daño.

Puede ser posible dar a las personas un cóctel de drogas para ayudar a minimizar estas lesiones y extender el tiempo en que están suspendidas, dice Tisherman, "pero aún no hemos identificado todas las causas de las lesiones por reperfusión".

 

Comentarios