Veteranos estadounidenses de Vietnam vuelven al país asiático en busca de una vida mejor

Algunos veteranos de guerra se están retirando a Vietnam por el bajo coste de la atención médica y con el objetivo de adquirir un nivel de vida decente. Este sector se suma al grupo de veteranos que han regresado al país asiático en busca de compresión, perdón o reconciliación.

Prisioneros de guerra estadounidenses volviendo a casa tras servir en Vietnam // Foto: U.S. Air Force
Prisioneros de guerra estadounidenses volviendo a casa tras servir en Vietnam // Foto: U.S. Air Force
Veteranos estadounidenses de Vietnam vuelven al país asiático en busca de una vida mejor

La guerra de Vietnam es un capítulo negro en la historia reciente de la humanidad. Estados Unidos, con el objetivo de limitar la expansión del comunismo, dirigió una cruenta campaña militar que duró más de quince años y que devastó un país que apenas tiene una superficie de 331.210 km2 (casi la mitad del Estado español).

En total, más de 2.5 millones de estadounidenses sirvieron en Vietnam. De ellos 58.000 nunca volvieron a casa. En el bando vietnamita, al menos 1.100.000 soldados norvietnamitas y 250.0000 soldados survietnamitas perdieron la vida. La cantidad de muertes entre los civiles se estima en 2.000.000.

14 Oct 1966, Phu Cat South Vietnam, Southeast Asia --- Phu Cat, South Vietnam: As his men wait for him in the background, a patrol leader from a unit of the U. S. 1st Cavalry Division sorrowfully looks down at a dead Vietnamese woman 10/9. An innocent victim of war, the woman was killed when Viet Cong used her and other women and children as shields during an assault by the patrol on their position near here. --- Image by © Bettmann/CORBIS

La campaña aérea estadounidense durante la guerra fue la más grande en la historia militar. Durante el transcurso de la contienda, las Fuerzas Aéreas estadounidenses lanzaron casi 8.000.000 de toneladas de artefactos explosivos. El tonelaje total de los artefactos lanzados casi triplico el número de bombas lanzadas en la Segunda Guerra Mundial.

El uso de agentes de guerra química se convirtió en norma. Entre 1961 y 1971, Estados Unidos, bajo la operación Ranch Hand, empleo casi 80.000.000 litros de herbicidas con el objetivo de defoliar tierras forestales y rurales. Más de 31.000 kilómetros cuadrados, alrededor del 9.6% de la superficie del país, fue fumigado. Se usaron un total de 49.300.000 litros de agente naranja (incluyendo Camboya y Laos), un compuesto altamente toxico.

'Ranch_Hand'_run

Según la American Public Health Association, entre 2,1 y 4.8 millones de personas estuvieron expuestas a la dioxina presente en el agente naranja, «cuya concentración tóxica es hasta 50 veces superior a la dosis que se encuentra en un pesticida común» y provoca malformaciones congénitas, tumores, discapacidad intelectual o diabetes.

Como resultado, más de 400.000 personas fueron asesinadas o sufrieron mutilaciones, unos 500.000 niños nacieron con defectos, y hasta un millón de vietnamitas quedaron discapacitados o sufrieron problemas graves de salud. Hoy en día, aproximadamente 3.000.000 de vietnamitas, tanto adultos como niños, sufren enfermedades genéticas causadas por el herbicida y defoliante. Por otra parte, muchos veteranos de guerra estadounidenses siguen sufriendo hoy en día los efectos del agente.

3786919757_df1d06f79f_b

Esta guerra, especialmente cruel e inhumana, se convirtió en la peor pesadilla de las diferentes administraciones norteamericanas que actuaron sobre el conflicto armado. La cantidad ingente de vidas norteamericanas perdidas, junto al amargo sabor de la derrota, causo un serio impacto negativo el imaginario colectivo estadounidense.

En busca de una vida mejor

Estados Unidos, país que no dudó en involucrar a cientos de miles de sus ciudadanos en una guerra sin sentido, abandonó posteriormente a sus excombatientes. Son miles los veteranos que necesitan desesperadamente tratamiento físico y mental. Pero la falta de ayudas económicas y los elevados precios de los tratamientos han dejado sin ningún tipo de soporte a miles de veteranos. Se estima que al día 17 veteranos se quitan la vida. De hecho, el número total de suicidios ha aumentado dentro de ese colectivo. Los veteranos tienen 1.5 veces más probabilidades de suicidarse que los estadounidenses que nunca han servido en las Fuerzas Armadas. En el caso de las mujeres veteranas, la probabilidad de suicidio es 2.2 veces mayor. 

151029-D-DB155-013

Después de graduarse en la Escuela Secundaria Granada Hills, Jhon Rockhold se inscribió en la Marina. Como suboficial alistado, pasó meses operando botes que transportaban a los SEAL a lo largo de las costas vietnamitas. Después de que terminara su etapa en la Marina, Rockhold trabajó como contratista de defensa, actuando sobre todo en África. Regresó por primera vez a Vietnam en 1992, para trabajar en un programa que ayudaba a los refugiados económicos. En 1995 se estableció en el país, en el mismo año en que Estados Unidos y su nuevo hogar normalizaron las relaciones. 14 años después se casó con una mujer vietnamita.

Rockhold, que ahora tiene 66 años, está criando a sus dos hijos, de 10 y 9 años, con su esposa Tu Viet Nga. Ambos niños nacieron por cesárea. El procedimiento, incluyendo la hospitalización, costó alrededor de 1.200 dólares, una cantidad mucho menor que en Estados Unidos. Su vivienda, que consta de cuatro dormitorios, 3 baños y una terraza, mide 1.840 pies cuadrados y costaba 250.000 dólares en 2011.

La atención médica ha mejorado notablemente. Esta es una de las ciudades más seguras del mundo [refiriéndose a la ciudad de Ho Chi Minh]. Casi no se conocen carteristas. El costo de la vida es muy bajo. Es un país comunista, pero si te vendo los ojos y te pongo en el centro de Saigón, no lo sabrías - Jhon Rockhold, veterano de la guerra de Vietnam en declaraciones efectuadas a Los Ángeles Times.

1200px-Ho_Chi_Minh_City_Skyline_(night)

Los gastos mensuales rara vez superan los 2000 dólares, incluyendo como en el caso de Rockhold, una vivienda grande con cocinero y limpiadora. «Los vecinos son amigables», subraya Rockhold. El veterano de guerra afirma que rara vez ha encontrado resentimiento entre las personas que ha conocido.

Los vietnamitas fueron extremadamente amables conmigo, especialmente en comparación con mi propio país después de regresar de la guerra – Jhon Rockhold, veterano de la guerra de Vietnam en declaraciones efectuadas a Los Ángeles Times.

Según Frederick R. Burke, abogado del bufete de abogados Baker McKenzie que tiene fuertes lazos con la comunidad de expatriados estadounidenses en Vietnam, algunos veteranos «quieren regresas y quieren reconciliarse». «A menudo se han casado con una mujer vietnamita, y los beneficios que obtienen de la seguridad social van mucho más allá que en Los Ángeles», afirma Burke.

El gobierno de Vietnam no precisa cuantos veteranos estadounidenses viven en Vietnam. «Las entrevistas con aproximadamente una docena de veteranos sugieren que algunos están aquí con visas de turista de un año; otros están aquí solo por una o dos temporadas; y otros están para una larga residencia al casarse con ciudadanos vietnamitas, como lo hizo Rockhold», afirma Los Angeles Times.

Comentarios