SEGURIDAD

San Francisco prohíbe los sistemas de reconocimiento facial en las cámaras de seguridad

La capital mundial de la alta tecnología ha sido una de las primeras en prohibir este tipo de herramienta que utilizaba la policía para la búsqueda de sospechosos

Los sistemas de reconocimiento facial escanean las facciones del rostro  para después compararlas con una base de datos (HERTA)
Los sistemas de reconocimiento facial escanean las facciones del rostro para después compararlas con una base de datos (HERTA)
San Francisco prohíbe los sistemas de reconocimiento facial en las cámaras de seguridad

La semana pasada San Francisco prohibía la tecnología de reconocimiento facial después de que ocho de los nueve miembros del Consejo Municipal de la ciudad, votaran a favor de la normativa que limitaba su uso. La nueva legislación tendrá que ser votada de nuevo esta misma semana y aprobada formalmente, pero todo apunta a que esta herramienta tiene los días contados en cuanto a fines judiciales se refiere.

Los sistemas de reconocimiento facial utilizan la tecnología para escanear las facciones del rostro de los individuos a través de cámaras, para después compararlas con una base de datos. En la actualidad es utilizada para desbloquear dispositivos móviles, para pagar en las tiendas, e incluso para verificar una identidad a la hora de sacar dinero del banco. Pero estos sistemas también son utilizados en los aeropuertos para proporcionar a los viajeros una experiencia más ágil y segura y también por las fuerzas policiales para el reconocimiento de sospechosos. Esta última utilidad es la que más ha preocupado en la ciudad californiana y ha hecho que se termine restringiendo su uso.

El argumento principal que han dado las autoridades para promover la nueva normativa, ha sido que en la ciudad debe primar el derecho de la privacidad de los particulares antes que el principio de seguridad pública.

  • ¿Seguridad o violación de la intimidad?

Es aquí dónde surge el gran dilema. Por un lado están los que sostienen que este tipo de tecnología es un gran avance para combatir el crimen, mientras que hay otras voces que creen que es una violación grave a la privacidad. En el caso de San Francisco, están los críticos que aseguran que esta nueva normativa es un paso atrás y que lo que se debería hacer no es prohibir este tipo de tecnología, sino intentar buscar formas de elaborar regulaciones que reconozcan y garanticen la utilidad del reconocimiento facial. Así, Jonathan Turley, un experto en derecho constitucional de la Universidad George Washington ha asegurado que "es ridículo negar el valor de esta tecnología para asegurar aeropuertos e instalaciones fronterizas".

Pero en el otro lado están los detractores como el abogado de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) del norte de California, Matt Cagle, que asegura que los sistemas de reconocimiento facial “le brindan al gobierno un poder sin precedentes para rastrear a las personas que realizan sus vidas diarias. Eso es incompatible con una democracia sana ".

Free Photos

Por un lado están los que piensan que esta tecnología es un gran avance contra la lucha criminal. Por otro los que opinan que suponen una violación grave a la privacidad. (FREE PHOTOS)

  • Fallos del sistema

Muchos de los detractores argumentan también que este tipo de programas presentan bastantes fallos, como por ejemplo los que se muestran a la hora de reconocer las pieles más oscuras. Uno de los casos más mediáticos fue el de Desi Cryer, que hace ya 10 años subió un vídeo a Youtube mostrando como un aparato de reconocimiento facial no conseguía reconocer las facciones de su rostro de color, mientras que le era muy sencillo reconocer la cara de su compañera blanca.

En el año 2015 Google también tuvo que pedir perdón después de que una de sus aplicaciones de fotos etiquetara a algunas personas de color bajo la etiqueta “gorilas”. Este tipo de situaciones no son aisladas y se habla incluso de racismo tecnológico de reconocimiento facial.

Han pasado muchos años y la tecnología ha evolucionado mucho, pero todavía sigue habiendo vacíos que ponen en duda la viabilidad de esta herramienta como un medio de seguridad fiable. Por ejemplo, el año pasado el The New York Times publicó los resultados de una investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts en los que se mostraba lo que Desi Cryer ya había descubierto hace 10 años sin hacer ningún estudio; que los software de reconocimiento facial podían identificar a un hombre blanco con una precisión casi perfecta y que se producían grandes errores con las personas de color.

Pero esta no es la única crítica que reciben estos sistemas. La mayoría son juzgados negativamente porque el rostro puede variar mucho con el paso de los años y esta herramienta puede fallar para bien y para mal, es decir, que se pueden reconocer los rasgos de algunas personas inocentes al confundirlos con los de otras culpables de haber cometido algún delito y viceversa.

  • Casos exitosos de reconocimiento facial

Los aeropuertos están instalando cada vez más este tipo de tecnología, no solo para facilitar el embarque de los usuarios, sino también para ampliar la seguridad en sus instalaciones. Algunos estadios de fútbol también están empezando a implantarla para controlar los accesos, e incluso dicha tecnología se ha utilizado en algunos conciertos, como por ejemplo en los de la cantante Taylor Swift, para identificar a los posibles acosadores. En la India utilizan este sistema para encontrar a niños perdidos y en Japón lo emplean para reducir los robos en las tiendas. En Boston la policía consiguió arrestar a los terroristas que cometieron el atentado de 2013, durante su famoso maratón, gracias a esta tecnología. En el festival de la cerveza de la ciudad de Qingdao, en China, la policía logró también identificar y arrestar a 22 personas que estaban en busca y captura gracias a sistemas de reconocimiento facial. Otro caso exitoso del uso de esta tecnología fue la identificación del sospechoso del tiroteo masivo en un periódico de la ciudad estadounidense de Annapolis el año pasado.

merlin_135165945_51ebf736-a3b3-497c-a717-4603983eaf97-jumbo

Los aeropuertos utilizan los sistemas de reconocimiento facial para aumentar la seguridad en sus instalaciones y facilitar el embarque de los viajeros. (JUMBO)

  • El caso extremo de china

Estados Unidos no es el único país dónde esta tecnología es utilizada con fines de protección, en otros como Rusia, Israel o China también se emplea en el ámbito de las fuerzas de seguridad. Pero en este último caso parece que su uso es tan generalizado que se llega incluso a los extremos. China es el país más poblado del mundo, pero también el más controlado, ya que se pueden encontrar cámaras de vigilancia en cada esquina. Los usos de la tecnología de reconocimiento facial son tan variados que en algunos casos incluso sorprenden. Por poner algunos ejemplos, está el caso de Zhengzhou, dónde la policía posee unas gafas de sol inteligentes con este tipo de software integrado.

Shutterstock

En Zhengzhou la policía posee unas gafas de sol inteligentes con reconocimiento facial. (SHTTERSTOCK)

Otros ejemplos son los que se dan en el ámbito de la educación. En algunas universidades de China utilizan esta tecnología para controlar la asistencia de los alumnos a clase y el año pasado la escuela de secundaria de Hangzhou mostraba como empleaba cámaras en las aulas para identificar las expresiones faciales de los estudiantes y analizarlas para mejorar su rendimiento.

 

 

Pero tal vez el caso más extremo en China, en cuanto al uso de esta tecnología se refiere, es el del supuesto de la utilización de los sistemas de reconocimiento facial para tener controlada a la minoría musulmana uigur. Lo que presuntamente se estaría haciendo en China, según ha confirmado The New York Times a través de fuentes anónimas, es crear registros que les permiten conocer todos sus movimientos y poder revisarlos y tenerlos localizados fácilmente.

  • ¿Tiene futuro esta tecnología?

La mayor preocupación en este tipo de lugares dónde las cámaras están por todos lados y lo controlan todo, es el saber que hacen las empresas que comercializan los sistemas de reconocimiento del rostro con las imágenes que obtienen. Los grandes detractores de estos sistemas argumentan que los datos obtenidos a través de la observación se pueden utilizar para crear perfiles personales y después compartirlos con compañías y agentes de datos para poder lucrarse con ellos. Por eso, la gran pregunta que surge es si se debería regular y reforzar la privacidad para asegurar el futuro de estos sistemas.

Asistentes que interactúan con una demostración de reconocimiento facial en el CES de este año en Las Vegas. Crédito Crédito Joe Buglewicz para The New York Times

Una de las grandes preocupaciones con este tipo de sistemas es el saber que hacen las empresas que comercializan estos servicios, con las imágenes obtenidas. (JOE BUGLEWICZ)

Aunque en San Francisco se ha prohibido su uso por las fuerzas de seguridad, si que se permite en otros lugares como aeropuertos o sitios regulados por el gobierno y en otras muchas ciudades de Estados Unidos sigue utilizándose sin ningún tipo de control. Lugares como Oakland o Massachusetts están planteándose regulaciones parecidas a la de San Francisco y en Capitol Hill ya existe un proyecto de ley que prohibirá el uso de esta tecnología en el caso del reconocimiento facial para rastrear a los consumidores sin su consentimiento, para obtener información comercial.

Además, algunas grandes compañías como Microsoft también han movido ficha en este sentido y han pedido poner límites para evitar un mundo de vigilancia generalizada y masificada.

Comentarios