Reporteros sin Fronteras advierte: entramos en una década decisiva para el periodismo

La ONG acaba de publicar su informe anual sobre la situación del sector y con la clasificación mundial de la libertad de prensa, de acuerdo a lo que sucede en 180 países. Según RSF, la pandemia por el coronavirus tiene un "efecto multiplicador" en las crisis que amenazan el derecho a una información libre, independiente, plural y fidedigna. El análisis evidencia que la próxima década será decisiva para el periodismo, por la situación geopolítica (agresividad de los modelos autoritarios), tecnológica (falta de garantías), democrática (polarización y políticas de represión) de confianza (desapego e incluso odio hacia los medios) y económica (empobrecimiento del periodismo de calidad).

Reporteros sin Fronteras advierte: entramos en una década decisiva para el periodismo

"¿Qué será de la libertad, del pluralismo y de la credibilidad de la información de aquí al año 2030? La respuesta a esta pregunta es lo que hoy está en juego". De este modo ha hablado el secretario general de RSF, Christophe Deloire, sobre el momento clave que vive el sector de la información y el periodismo. Según Deloire y su organización, "entramos en una década decisiva para el periodismo, debido a las crisis simultáneas que afectan al futuro de la prensa", crisis además acentuadas por la pandemia global de COVID-19, que "muestra factores negativos para el respeto del derecho a una información fiable".

Los gobiernos autoritarios ven en la crisis sanitaria la oportunidad de aplicar la famosa 'doctrina del shock': aprovechar la interrupción de la vida política, la consternación de la población y el debilitamiento de los movimientos sociales para imponer medidas que sería imposible adoptar en condiciones normales - Christophe Deloire, secretario general de RSF 

Respecto a la Clasificación 2020, Noruega repite por cuarto año consecutivo en el primer puesto, y Finlandia se mantiene en la segunda posición, seguido de Dinamarca . Corea del Norte desciende a la última posición y ocupa el puesto de Turkmenistán. Europa continúa siendo el continente mejor clasificado, seguido de América, pese a que Estados Unidos y Brasil se han convertido "en dos verdaderos antimodelos". África se coloca tercera, con importantes retrocesos por el aumento de las prolongadas detenciones arbitrarias de periodistas y por los ataques que estos sufren en internet. Todos los detalles en la siguiente presentación: 

Para que esta década decisiva no sea catastrófica, la gente de bien, sea quien sea y se encuentre donde se encuentre, tiene que movilizarse para que el periodismo pueda cumplir la función esencial de ser un 'testigo solvente' para las sociedades, por lo que debe contar con todas sus capacidades - Christophe Deloire, secretario general de RSF 

La situación en España

España se mantiene en el mismo puesto de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020: el 29 de 180. Las razones esgrimidas por Reporteros Sin Fronteras para esta repetición son "la vuelta a la calma tras momentos de grave deterioro" de la libertad de información y "por la situación en una zona de la tabla relativamente tranquila". Algunos temas concretos tratados en el informe:

  • Periodismo de investigación: RSF asegura que los periodistas de investigación en España "padecen un encarnizamiento judicial" y detalla que incluso ha habido profesionales acusados del delito de revelación de secretos por publicar información del sumario secreto y otros han sido objeto de requisas. (Europa Press y 'Diario de Mallorca' por el 'caso Cursach'). "Aunque en la mayoría de los juicios no se les ha sancionado, los jueces y la policía tienden cada vez más a no respetar la protección de las fuentes periodísticas, así como a obstaculizar el periodismo de investigación", indica la organización.
  • Auge de la extrema derecha: "Vox, convertido en la tercera fuerza, mantiene una cruzada contra los medios de comunicación". Según RSF, la organización y sus simpatizantes "incitan al linchamiento de periodistas en las redes sociales o los acosan físicamente cuando cubren los acontecimientos". Además, "los dirigentes políticos insultan públicamente a los reporteros y, en ocasiones, les niegan el acceso a sus encuentros". RSF asegura además que en España, como en Austria, Italia o Grecia, se produce otro fenómeno "cada vez más visible" y es que "grupos nacionalistas o simpatizantes de la extrema derecha agreden abiertamente a los periodistas".
  • Catalunya: "en un ambiente de extrema polarización política, los periodistas han sufrido violencia física, tanto por parte de la policía como de los manifestantes independentistas".

 

 

Comentarios