Polonia, el regreso de la izquierda al reino del cristiano-populismo

Tras las recientes elecciones parlamentarias en el país europeo todo sigue igual en cuanto a quien gobierna, sin embargo, merece la pena ver con más atención un país que es una clara muestra de la nueva ola populista que se afianza en una Europa, un continente inmerso en la búsqueda de nuevos puntos de referencia ideológicos. Las increíbles historias que suceden en un país UE. 
 
Polonia, el regreso de la izquierda al reino del cristiano-populismo

“Varsovia no será Budapest” era el eslogan que repetían los simpatizantes de Lewica (La Izquierda en polaco). También en respuesta a Kaczynski, líder del partido en el poder, quién declaró que “Varsovia será Budapest”. El mensaje era claro: Polonia no será como la Hungría de Viktor Orban, un estado populista, conservador y con claros tintes racistas en sus políticas. La realidad sin embargo es algo distinta. 

Está claro que los seguidores de Lewica no quieren que Polonia sea como la Hungría de Orban, pero a día de hoy quizás Polonia ya sea el referente cada vez más destacado de todo aquello por lo que destaco Orban. Es un estado populista que mezcla la idea nacional de un pueblo y una religión, la católica por supuesto, la búsqueda de enemigos extranjeros, Rusia, Alemania, la UE, que defiende unos valores morales conservadores, contrarios al aborto, a los derechos de los colectivos LGTBI, y que defiende un estado clásico, menos integrado en un mundo globalizado de lo que se le presupone a un estado miembro de la UE.

Elecciones_Polonia-2

Nuevos actores

Volviendo a Lewica es una gran noticia que la izquierda más tradicional, aunque esto último con ciertos matices como veremos más adelante, vuelva al parlamento polaco. Pasan de no estar a entrar en el Sejm con 49 diputados, 2.319.946 votos, un 12,56%. Dando clara muestra de que en Polonia hay una demanda de nuevas ideas, ideas de izquierda para al menos más de dos millones de polacos. 

Es algo un tanto novedoso, al menos viendo como es la izquierda en otros países, que en Polonia en vez de separarse se junten en coalición, por que Lewica es precisamente eso, una coalición. Tres son los partidos que la componen, La Unión de la Izquierda Democrática (los más clásicos, algo así como un partido socialista), Primavera (lo más modernos, con su líder Robert Biedron como el homosexual más destacado en primera línea de la política polaca) y Unidos o Juntos (Razem, los Unidas Podemos de Polonia, los más activos en los últimos años incluso sin estar en el parlamento y los que tienen un programa económico más de izquierdas en el sentido clásico de todos). Habrá que ver como de duradera puede ser esta unión, al final y al cabo es la izquierda, 3 en este caso y con matices bastante diferentes.

En general son un partido progresista, defienden políticas de izquierdas clásicas, abogan por un estado más igualitario, dónde la iglesia no tiene ningún papel, dónde el aborto es legal, y son un partido en lucha por el derecho de las mujeres, sí, algo que hace falta en la UE del siglo XXI en países como Polonia. En agenda internacional defiende a los kurdos, como se pudo ver con una pancarta bien visible durante la fiesta post elecciones. Son bastante reticentes con la OTAN y el dominio estadounidense.

Elecciones_Polonia-5

La otra gran novedad, el otro polo de la sociedad polaca que entra en el Sejm, parlamento, es la extrema derecha, aunque en muchos países sería casi la ultra-extrema-derecha. El partido Confederación (Konfederacja), por el que han votado 1.256.953, un 6,81%, es nuevo en el parlamento, aunque algunos de sus miembros ya han estado allí. Una síntoma que despierta preocupación es que es un partido especialmente popular entre los jóvenes varones polacos.

Ejemplo de como es el partido se puede ver en su líder Janusz Korwin-Mikke. Sus declaraciones no dejan a nadie indiferente, no hay nada mejor que oírlo directamente en esta recopilación hecha por un medio polaco, los más destacados:

  • El último sobre "negros":

Cuatro millones de personas han perdido sus empleos. Había cuatro millones de negros. Y ahora tenemos 20 millones de europeos desempleados que son negros de Europa. Sí, 20 millones de jóvenes son tratados como negros.

  • Sobre los polacos:

La gente es estúpida como un zapato del pie izquierdo. La mayoría de la gente se traga los impuestos. Si explican en la televisión que se crearán nuevas carreteras y hospitales, la gente lo entenderá. El espectador de televisión promedio no tiene cerebro, no piensa en absoluto... ¡Actualmente estamos criando hordas de cobardes e informadores! ¡La jodida sociedad jodida!

  • Acerca de las mujeres:

Las mujeres no pueden ser inteligentes: el mecanismo de la evolución natural se preocupa. ¡Un ser inteligente no podría quedarse con su balbuceo durante más de una hora al día! Es por eso que (y no solo porque) a los hombres no les gusta estar asociados con mujeres inteligentes: instintivamente quieren que sus hijos sean bien atendidos.

Me gustaría quitar el derecho de voto a muchas personas, no solo a las mujeres.

La mujer promedio no está interesada en la política. El punto es que solo aquellos que conocen la política deberían votar.

Una mujer impregna las opiniones del hombre con el que duerme. Finalmente (Naturaleza o Dios, no discutiremos) no construyó hombres para que desperdiciaran cientos de miles de espermatozoides; penetran el cuerpo de la mujer y la transforman a imagen y semejanza del hombre al que pertenece.

  • Sobre mujeres y violaciones:

Las mujeres siempre fingen oponer resistencia y esto es normal. Tienes que saber cuándo puedes y cuándo no puedes.

Si conocieras a las mujeres, sabrías que siempre eres un poco violada.

  • Sobre Hitler:

Asesinar a millones de personas no era el objetivo de Hitler. Muéstrame al menos una oración que demuestre que él sabía sobre el exterminio de judíos. Si fuera a juicio hoy, tendría que ser absuelto.

  • Sobre pegar a los niños:

Por supuesto que serví a los niños. Los niños a veces tienen que ser castigados. Esto es normal y todos lo hacen.

  • Sobre el conflicto en Ucrania:

¿Putin? ¿Qué hizo él? El Sr. Putin derrocó a las autoridades legales de Ucrania? ¿Fue Putin quien trajo militantes a Maidan? ¿El Sr. Putin ordenó a la gente que disparara? (...) Crimea es una república autónoma, sus autoridades le pidieron ayuda. (...) El Parlamento de la República de Crimea pidió por unanimidad protección a Rusia. Sin embargo, me gustaría recordarles que el Sr. Viktor Yanukovich es el presidente legal de Ucrania. Nadie lo sacó de su cargo.

  • Contratos basura:

Las personas que trabajan en el campo de Auschwitz estarían muy contentas si pudieran concluir contratos basura en lugar de trabajar en contratos estándar. Proporcionar alimentos garantizados, horas de trabajo garantizadas.

Preguntado por el sorprendido anfitrión que tenía comida garantizada, respondió inequívocamente: ¡Prisioneros en el campamento! ¡Todos los días se les daba comida tres veces! Habían fijado horas de trabajo y seguridad laboral.

  • Sobre pedofilia:

El comportamiento pedófilo es positivo y es mucho más legítimo que la educación sexual de los jóvenes.

Exagera mucho con esta pedofilia. Un amante pedófilo de niñas de ocho años era, por ejemplo, Ludwik Carroll (el de Alicia en el país de las maravillas); no solo los vecinos, sino también las damas de la compañía generalmente enviaban a las niñas a su casa sin temor, pensando que tocar a un hombre (cualquiera, por supuesto, sin una obsesión excesiva) más bien despierta la feminidad y ayuda que perjudica; También te hace inmune a un cortejo similar en el futuro. Por supuesto, hacer cualquier cosa por la fuerza, sin mencionar las relaciones sexuales o, Dios no lo quiera, la violación debe ser severamente castigada.

  • Sobre la educación sexual en las escuelas:

Solicité al fiscal que investigara la práctica descarada y oficial de la pedofilia en las escuelas. Excepto que personalmente preferiría que mi hija golpeara las patas de un no violador (¡un pedófilo, no un "violador"!) Que le da palmaditas en el culo, bustos, tal vez bustos y besos, que a esa lección. Porque después del contacto con un pedófilo, permanecerá un valioso sentimiento de vergüenza y tensión erótica, y después de tal lección, ella perdería su capacidad de amar para siempre.

  • Sobre la homosexualidad:

Homoś es una cosa normal. Fueron durante cuatro mil años, son el uno para el otro, no molestaron a nadie. Sin embargo, los gays, tfu, son un montón de boors importados del extranjero. Algunos de ellos no son homosexuales en absoluto. Simplemente fingen ser homosexuales, por así decirlo. Estas son personas importadas del extranjero, a menudo obtienen dinero para romper la sociedad e imputar valores extraños.

  • Sobre el Parlamento Europeo:

Lo venderemos y haremos un burdel allí. El edificio de la Comisión Europea es excelente para esto.

Alguien dirá que son ideas minoritarias en la sociedad polaca, que Confederación son unos extremistas sin más. En parte así es, pero la otra cara de la moneda es que estas ideas son extremas, pero no son más que una evolución hacia el extremo de las ideas que promueve el partido ganador de las elecciones Ley y Justicia (PiS - abreviatura en polaco). A este partido le han votado 8.051.935 personas, 43,59% (37,58% en 2015). Es curioso que han repetido aun así el número de diputados, 235, del total de 460 que tiene el Sejm. Mayoría, pero lejos de los 307 diputados que les serían necesarios para poder modificar la constitución a gusto.

Elecciones_Polonia

El nuevo rumbo de Polonia

Y es que el PiS tiene serias intenciones de cambiar Polonia, empezando por la constitución. En sus políticas mezclan populismo, políticas sociales, religión y unos valores conservadores muy concretos. No es un partido puramente de derechas ya que tiene programas sociales que pocos partidos conservadores promoverían. El principal exponente es el programa 500+. Los polacos reciben cada mes 500 zlotys (unos 115 euros) por cada hijo que tengan. En un principio el programa era a partir del segundo hijo, pero ahora ya es para todos. No es un dinero tan importante en las grandes ciudades como Varsovia, Cracovia o Poznan, pero si supone una gran diferencia en el campo y ciudades menores.

La iglesia vа de la mano con el PiS, y entre los dos promueven políticas contra el colectivo LGTBI o el derecho al aborto. La iglesia católica polaca ha nombrado a Jesucristo rey de Polonia, algo que de tener mayoría para cambiar la constitución, el PiS pondría allí seguro. Ejemplo de esta estrecha colaboración por ejemplo es que que se debate en el parlamento un proyecto presentado por organizaciones sociales (léase la iglesia) denominado “stop pedofilia”, con el que se busca prohibir la educación sexual a los jóvenes polacos, en dicho proyecto también se busca prohibir o al menos limitar el acceso en Polonia a los anticonceptivos. En un país de la UE en el siglo XXI todo eso.

En política exterior no andan menos originales. El mayor aliado para Polonia son los EE.UU., obviando bastante al resto de miembros de la OTAN. La imagen del enemigo ruso se alimentad por el PiS, quién sigue utilizando la catástrofe de 2010 de Smolensk como una agravio histórico contra Polonia, aunque no haya motivo lógico alguno para ello.

Recordemos que en 2010 un avión gubernamental polaco, un Tu-154, se estrelló cerca de Smolensk con el presidente y buena parte del gobierno polaco abordo. El entonces presidente fallecido, Lech Kaczynski, era hermano gemelo del actual líder del PiS Jaroslaw Kaczynski. A pesar de que la catástrofe está más que estudiada y esclarecida, siendo los dirigentes polacos fallecidos los culpables al presionar al piloto a aterrizar sin visibilidad, el partido utiliza el hecho de la manera más conspiranoica posible, sin prueba nueva alguna. Y eso les da votos. El odio hacia Rusia vende para parte de la sociedad polaca, aunque no solo ese odio.

Ucrania y Alemania son otros ejemplos. Si bien con Alemania hay buenas relaciones actualmente, los dirigentes polacos del PiS de tanto en tanto sacan a pasear retórica anti alemana. Como cuando recientemente Arkadiusz Mularczyk del PiS y quién encabeza el comité parlamentario polaco de reparaciones ha declarado que Polonia todavía podría pedirle a Alemania hasta 850 mil millones euros en reparaciones, ya que según él es una cifra más aproximada a las pérdidas reales de Polonia por la ocupación nazi. Parece que no importan todos los tratados y compensaciones pagadas en el pasado, cuando se ponen a pedir ciertos países no tienen límite en su imaginación, ya sea Polonia ahora con Alemania o los países Bálticos con Rusia.

Más complejo es el caso de Ucrania. Parte del territorio de la actual Ucrania los nacionalistas polacos consideran tierra histórica polaca. Algo que si bien Varsovia no utiliza como discurso oficial, tampoco reniega del todo de esa idea. Tras el Maidán y el apoyo abierto a Ucrania para separarla al máximo de Rusia, los polacos no ven con buenos ojos el nacionalismo ucraniano y se remontan a las matanzas mutuas del pasado, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial. El proyecto histórico polaco “Ot morza do morza” - de mar a mar (en referencia al Báltico y el mar Negro) de una gran Polonia siempre está en el ideario nacionalista. Y si bien el PiS no es tan radical como Konfederacja en ello, tampoco reniega de manera decidida de esas ideas.

La UE es vista con escepticismo, pero no hay pronunciaciones notables en contra ya que es fundamental para la economía polaca. Economía que abarca mucho a día de hoy, pero no está claro que pueda hacerlo durante mucho tiempo. Combinar la compra de cazas F-35 y pagar por cada hijo no parece ser algo tan asequible para la séptima economía de la UE, y quién ha recibido de los fondos de la unión cerca de 100 mil millones de euros de fondos comunes. En otro artículo analizaremos más a fondo el supuesto milagro económico polaco.

El PiS además se ha negado a acoger inmigrantes árabes alegando que irían en contra del modo de vida polaco de gente blanca y cristiana. Si bien es cierto que ha acogido con gusto entre un millón y medio y dos de ucranianos, quienes han entrado perfectamente en el mercado laboral polaco como mano de obra barata y con mínimas demandas sociales. De los 7000 mil refugiados que le tocaban por cuota las autoridades no han querido saber nada. De los valores de igualdad y tolerancia mejor no preguntar.

Si bien PiS es el dominador del parlamento y la política del país, no solo lo hace por meritos propios, sino por desmeritos de la oposición. El mayor representante de esta, es Coalición Cívica (Koalicja Obywatelska en polaco) el segundo partido en las elecciones, tras PiS y delante Lewica. Obtuvieron 5.060.355 votos, un 31,69%. Es el partido con el que gobernaba en su momento Donald Dusk, ahora apartado por su estancia europea y su enemistad con los actuales dirigentes, aunque no se puede descartar que vuelva tras su paso europeo. Tienen 134 diputados, 32 menos que antes. Si antes se podía hablar de bipartidismo entre ellos y PiS, ahora la cosa está más abierta. 

KO es similar en muchos conceptos que PiS, aunque por decirlo de alguna manera, son más moderados. Tiene así mismo diferentes valores y ven su política exterior mucho más europea sin tanto enfoque euro-atlántico. No ven que la iglesia deba tener papel ninguno en el estado, o al menos así lo declaran, pero luego votan no tan diferente del PiS. Son más abiertos en el tema del aborto y mucho más modernos en el tema de los colectivos LGTBI. Por otro lado, se han visto obligados a copiar la política social del PiS, algo que no era lo suyo cuando estaban en el poder, con una perspectiva mucho más liberal. Su popularidad cae, y vivirán de los errores del PiS más que de cualquier acierto propio. Parece que subirán antes los extremos ideológicos, Lewica y Konfederacja antes que ellos.

Elecciones_Polonia-3

El quinto partido en el parlamento, Coalición Polaca (KO - Koalicja Polska) es una unión liberal-conservadora que hará más bien de comparsas del PiS o de unos marginales que hacen ruido que política activa. Dentro de esta coalición están el Partido Popular polaco y Kukiz, junto a formaciones menores. Liberales y Pawel Kukiz, un músico que entro en política mezclando populismo, ideas conservadoras y cierta rebeldía contra todos. No han funcionado y han bajado 28 diputados entre todos. Les han votado 1.578.523 personas, 8,55% del electorado.

Mención aparte merece el senado polaco, elegido al mismo tiempo que el Sejm, el parlamento. Allí El PiS ha perdido la mayoría y tiene ahora 48 de los 100 senadores. Teóricamente la oposición podría utilizar esta situación para bloquear las leyes votadas por el parlamento, pero la realidad indica que difícilmente eso se producirá debido a la falta de unión de la oposición y sus diferencias ideológicas y similitudes de algunos con el PiS.

Polonia es miembro de la UE desde 2004. Al país le ha sentado bastante bien la entrada en la unión, aunque no lo haya hecho en la unión monetaria y sigue con su propia divisa, el zloty. Sin embargo, parece que el tema de los valores promovidos por la UE no va con el país, ni la unidad en diferentes temas. No hay más que recordar que políticos y activistas polacos, así como Bálticos y estadounidenses se involucraron como nadie en el Maidán de Kiev, con las consecuencias negativas que ha traído eso para la UE y los dividendos para los EE.UU.. Polonia tampoco está por la labor de un marco de defensa común europea y apuesta casi todo en ese aspecto en los EE.UU., incluso si hay que celebrar en su territorio una cumbre anti iraní, como la celebrada a principios de este 2019 y que le ha costado sus relaciones con Teherán. 

Conclusiones

Polonia seguirá como cuatro años más, si es que las diferencias internas y la salud de Kaczynski lo permiten, ahondado en esa fisura populista y conservadora que está produciéndose en la UE y cuyo fin ya no supondrá la salida o no de Orban del poder en Hungría.

Seguirá el euroescepticismo, el cual no impide beneficiarse de los fondos comunes. Seguirán las relaciones de odio con Moscú, a pesar de compartir valores conservadores y no tan malas relaciones económicas. Seguirá a la estela de los EE.UU. En materia de defensa, algo bien beneficioso para las arcas de Washington, pero no queda muy claro si lo es para el interés nacional polaco. Y sobre todo seguirá promoviendo unos valores que son bastante contrarios a lo que la UE dice promover. Este conjunto de contradicciones es la actual Polonia, en la que los extremos empiezan a asomar en una clara polarización paulatina del país. 

Comentarios