Un periodista tiene que huir de Sudáfrica por palizas de la policía

Por primera vez tras el apartheid un periodista tiene que huir del país debido a continuados abusos policiales. Así lo denuncia Reporteros Sin Fronteras, que ha pedido a las autoridades sudafricanas que garanticen la libertad y la seguridad de los periodistas que cubren la epidemia de coronavirus y que castiguen a todos los responsables de estos abusos contra periodistas, incluido el editor del periódico que huyó a Lesotho la semana pasada después de repetidas palizas policiales. Las medidas especiales adoptadas por el coronavirus están sirviendo de excusa para limitar la libertad de información en muchos países de África (y del resto del mundo). 
El director del periódico sudafricano "Mohokare News", Paul Nthoba.
El director del periódico sudafricano "Mohokare News", Paul Nthoba.
Un periodista tiene que huir de Sudáfrica por palizas de la policía

Esta es la primera vez en Sudáfrica desde la finalización del apartheid que un periodista se ve obligado a huir del país con la intención de buscar asilo como resultado de represalias en relación con su trabajo. El editor del periódico comunitario Mohokare News en Ficksburg (una ciudad en la frontera con Lesotho) Paul Nthoba huyó a través de la frontera a esta pequeña nación el 19 de mayo, cuatro días después de ser asaltado repetidamente por la policía de Ficksburg en relación con su cobertura de una operación policial.

Nthoba fue inicialmente golpeado y pateado por la policía mientras cubría la operación en un municipio de Ficksburg el 15 de mayo. Le dijo a RSF que fue a la estación de policía de Ficksburg el mismo día para presentar una queja, pero fue golpeado y pateado nuevamente y estuvo detenido durante varias horas. "Prometieron tratar conmigo una vez que me liberen", dijo.

Posteriormente denunció la violencia a la Dirección de Investigación de la Policía Independiente, que vigila a la policía, pero no recibió protección. En su lugar, fue acusado de violar las regulaciones de confinamiento y ahora se enfrenta hasta seis meses de prisión bajo la Ley de Manejo de Desastres (Disaster Management Act), aprobada en abril para enfrentar la pandemia de coronavirus. Su juicio está programado para el 27 de agosto.


Es impensable en Sudáfrica en 2020 que un periodista deba huir del país para cubrir una simple operación policial ... La policía no puede actuar con total impunidad alegando que están haciendo cumplir el confinamiento. Y no debes apuntar al enemigo equivocado. Paul Nthoba no cometió ningún delito. Las autoridades deben asegurarse de que este periodista pueda regresar y continuar trabajando con total libertad y seguridad. Los cargos contra él deben retirarse y los responsables de agredirlo deben ser castigados - Arnaud Froger, RSF África


También se dispararon balas de goma contra la reportera de News24 , Azarrah Karrim, mientras cubría una operación de represión en Johannesburgo el primer día del encierro nacional en Sudáfrica, el país subsahariano con el mayor número de muertes por coronavirus (481 el 26 de mayo). Las medidas de emergencia que ha adoptado incluyen la posibilidad de hasta seis meses de prisión por diseminar "información falsa" sobre la epidemia.

En Eswatini, una pequeña nación enclavada entre Sudáfrica y Mozambique, que es la última monarquía absolutista de África, Eugene Dube, el editor de Swati Newsweek, también se vio obligado a huir al extranjero el mes pasado después de publicar artículos contra el rey y el manejo de su gobierno respecto a la crisis del coronavirus.

Fuente: RSF

Comentarios