Eulixe

FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA

"Nuestro sistema sanitario se encuentra en una situación muy preocupante"

Una vez finalizado el período estival y en medio de un aumento generalizado de los nuevos positivos por coronavirus, los compañeros de Nueva Revolución entrevistan a Marciano Sanchez Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) de cara a conocer el estado de ánimo de nuestros sanitarios, la salud de nuestra Sanidad Pública y lograr analizar la vuelta a las aulas en medio de la pandemia.

"Nuestro sistema sanitario se encuentra en una situación muy preocupante"

Artículo original de Nueva Revolución

¿Han incidido los recortes previos en sanidad en nuestra defensa frente a esta pandemia?

Parece que es evidente que ha sido así, el sistema sanitario no se había recuperado de los recortes y por otro lado las Comunidades Autónomas con mayor número de casos, como Madrid y Cataluña, habían sido las abanderadas a la hora de recortar y privatizar.

¿En qué situación se encuentra actualmente el sistema sanitario español?

Nuestro sistema sanitario se encuentra en una situación muy preocupante. No se ha reforzado tras la primera oleada y los trabajadores están muy cansados y realmente perplejos al ver como su esfuerzo no ha sido acompañado por el de las autoridades sanitarias. En algún caso, incluso se les ha llegado a usar como objetos de usar y tirar, véanse por ejemplo los despidos de los profesionales contratados cuando se cerró el IFEMA. Como siempre, la situación es muy distinta según las CCAA, no solo por el número de casos que se han producido, sino también por la reacción de las autoridades sanitarias autonómicas.

Se ha desescalado demasiado rápido pretendiendo salvar la temporada turística

¿Qué entornos podrían ser señalados como principales focos de contagio?

Realmente no hay un estudio claro al respecto, pero opinio que fueron determinantes los propios centros sanitarios, especialmente las urgencias. Esto se debe a la ausencia de sistemas de protección, algo que también sucede en el caso de las residencias de mayores, en donde nos encontramos con que existían pocos medios humanos y materiales. En su mayoría se trataba de centros de gestión privada.

¿Consideran que el entorno laboral y el transporte han podido ser vectores de contagio desatendidos por los medios y las autoridades?

Es evidente que el trabajo ha sido uno de los focos, especialmente los trabajos más precarios en los que se carece de condiciones adecuadas. En ocasiones no se trata necesariamente del lugar de trabajo, sino de las condiciones anexas, por ejemplo los alojamientos por ej. Este es el caso de los temporeros.

El transporte obviamente también ha jugado su papel, especialmente en las grandes ciudades como Madrid. Ciudades en las que no se realizaron mejoras en el mismo, todo lo contrario durante el verano. Ahora mismo las horas punta significan grandes aglomeraciones en las que no se garantizan las distancias de seguridad ni nada que se le parezca. Como siempre, se han hecho muchas promesas sistemáticamente incumplidas, en esto la Comunidad de Madrid tiene el récord del país.

¿Temen que la reapertura de colegios pueda complicar gravemente la situación actual?

Es probable que exista un aumento de los casos, en realidad resulta casi seguro. Lo que está por ver es la magnitud. Se han adoptado medidas de protección y refuerzos de personal, todo ello también con mucha diversidad interautonómica. De todas maneras, un problema a tener en cuenta es que la mayoría de los virus respiratorios habituales entre los escolares, especialmente por debajo de los 6 años, tienen síntomas indistinguibles con el coronavirus. Así que presumiblemente el curso será bastante accidentado.

¿Qué sienten cuando Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, asume que la totalidad de los niños terminaran contagiándose a lo largo del curso?

Bueno, pues en realidad no es la mayor barbaridad que ha dicho. Hay quienes sostienen que la epidemia acabará afectando a la mayoría de la población en un periodo de uno o dos años, quizás con varias oleadas, pero la realidad es que no sabemos lo que pasará y por supuesto cuantas más medidas de prevención existan, el número de contagiados será menor, o al menos más extendidos a lo largo del tiempo.

Las cosas están bastante complicadas, pero si todos tenemos una actuación responsable podemos contener la propagación de la enfermedad y sobre todo evitar que se produzca un desbordamiento de la Sanidad Pública

¿Comparte la opinión de destacados miembros del gobierno cuando aseguran que España supone un ejemplo a la hora de enfrentar la lucha contra el coronavirus?

¿Ejemplo? Si se trata de ser un ejemplo de buen hacer, obviamente no. Si lo medimos por los resultados, otros países lo han hecho mejor, por ejemplo Portugal, país con el que nos unen muchas características comunes (entre ellas el sistema sanitario). Personalmente, tampoco creo que hayamos sido un ejemplo de lo contrario, se ha actuado como se ha podido y hay que tener en cuenta que la complejidad del estado autonómico y la irracionalidad de la oposición lo han hecho todo más complicado.

¿Qué se ha hecho mal durante estos últimos meses?

Creo que ahora es evidente, se ha desescalado demasiado rápido pretendiendo salvar la temporada turística, que finalmente se ha perdido, y tras eso se ha relajado el control porque se pensaba que el verano iba a dar una tregua en los contagios (yo también lo creía). No se aprovechó el tiempo para reforzar la atención primaria, ni para contratar un número suficiente de rastreadores, ni para aumentar las dotaciones hospitalarias. Aunque como he dicho, se pensaba que la segunda ola vendría en otoño y es evidente que se adelantó un par de meses. Tampoco se han hecho los deberes pensando en ese horizonte temporal.

Si lo medimos por los resultados, otros países lo han hecho mejor, por ejemplo Portugal

¿Se detectan más casos debido a que se hacen más PCRs tal y como se asegura desde las instituciones?

Es innegable, lo hemos señalado al principio. Existe lo que se conoce como sesgo de detección, si se busca con empeño una enfermedad el número de casos aumenta bruscamente. Es evidente que los casos asintomáticos o con pocos síntomas no se detectaron inicialmente y solo se hacía en aquellos que ingresaban o presentaban muchos sintomas. Eso también explica la inusualmente elevada mortalidad en España (muertes / casos ) que ahora está disminuyendo y situándose a un nivel parecido al que había presentado China en su día.

¿Qué necesita la sanidad española y sus profesionales para afrontar con garantías los próximos meses?

En realidad son 6 cuestiones básicas:

1. Reforzar la atención primaria dotándola de recursos y personal suficiente, especialmente en enfermería, pero en general en todas las categorías, y mantener la accesibilidad, no se puede tolerar los cierres de los centros de salud

2. Tener un número suficiente de rastreadores (40/100.000 habitantes) en contacto permanente con AP y con Salud Pública y hospitales para que la información fluya y se pueda hacer seguimiento de los casos leves y los contactos

3. Más camas hospitalarias. En España hay entre 55.000 y 70.000 camas menos de las que necesitaríamos para homologarnos a los promedios internacionales (OCDE, UE). Lógicamente todo ello con el personal adecuado para garantizar una atención sanitaria de calidad. De nada vale hacer edificios (en realidad si porque el 3% es un valor a tener en cuenta), si no se les dota del personal suficiente para que funcionen (lo que está sucediendo en Madrid con el hospital de Valdebebas, mucha obra, pero ningún sanitario contratado)

4. Un remanente suficiente de material sanitario (EPIs, respiradores,etc) y unos proveedores, a ser posible en el propio país y públicos, que garanticen la cobertura de las necesidades. En este punto parece que se está avanzando de una manera razonable.

5. Una residencias suficiente dotadas y controladas, para lo que probablemente necesitemos intervenir algunas, y donde las condiciones de higiene y sanitarias de los residentes primen sobre el beneficio empresarial.

6. Una industria farmaceutica publica que pueda garantizar, cuando llegue la vacuna, su acceso a toda la población a un precio asequible.

La mayoría de los virus respiratorios habituales entre los escolares, especialmente por debajo de los 6 años, tienen síntomas indistinguibles con el coronavirus

¿Cómo definiría el estado anímico de los profesionales sanitarios? ¿Qué ha quedado de los aplausos y el reconocimiento en los balcones?

Como he dicho antes, la gente está perpleja y bastante irritada porque su esfuerzo no se ha visto recompensado con el esfuerzo de los gobernantes y con el de una parte de la población, que en todo caso es bastante minoritaria, pero no por ello menos peligrosa como vector de propagación del virus. Yo creo que la mayoría de la ciudadanía sigue apoyando a los trabajadores sanitarios y reconociéndose su trabajo, los otros son los de las cacerolas, pocos pero muy ruidosos y bastante molestos

¿Temen las complicaciones derivadas de la llegada de la gripe estacional o consideran que las medidas higiénicas reforzadas frente al coronavirus pueden ayudar a paliar su incidencia este año?

Pues es un tema que está por ver y sobre el que también hay controversia. Hay quien piensa que el virus de la gripe puede tener efecto protector y quienes piensa lo contrario. En todo caso, habrá que actuar como si fuera a darse la segunda hipótesis, porque la precaución parece obligada. En todo caso, es evidente que las medidas para contener la propagación del coronavirus valen para todos los virus.

Hemos visto numerosos cruces de declaraciones y polémicas acerca del tratamiento del Covid-19. En uno de estos episodios, la revista médica Británica The Lancet desaconsejaba el uso de corticoides refutando la experiencia que trasladaban las autoridades médicas chinas. Finalmente, parece haberse demostrado que su uso resulta efectivo para el tratamiento de la enfermedad, ¿responden estos desencuentros a una situación normal ante una enfermedad en principio desconocida o se están inmiscuyendo factores económicos o incluso geopolíticos en decisiones que deberían ser simplemente médicas? ¿Mantienen ustedes algún tipo de contacto -o colaboración- en el que se les informe de las diferentes formas de actuación contra el virus en centros médicos extranjeros?

En este asunto se ha perdido la perspectiva de lo que son los trabajos y controversias científicas. Es habitual que, especialmente en enfermedades nuevas, haya muchos trabajos contradictorios y las cuestiones se van decantando con el tiempo y la ampliación de los conocimientos. Luego es obvio que dentro de las farmacéuticas hay una constante lucha de poder y/o contrainformaciones, incluso de manipulación y ocultación de resultados para ganar espacios de mercado que dificultan la evaluación de las evidencias disponibles. Por supuesto ello se da en una lucha por el poder económico y la hegemonía global, por lo que es frecuente que haya mucho ruido … y pocas nueces. Por eso hay que ser prudentes y evitar creer las informaciones demasiado «fastuosas» porque lo más probable es que no sean ciertas / o al menos no del todo. Nosotros nos mantenemos en contacto especialmente con investigadores del Reino Unido e Iberoamérica.

Ahora mismo las horas punta significan grandes aglomeraciones en las que no se garantizan las distancias de seguridad ni nada que se le parezca

¿Qué le dirían a la población?

Que no se deja amilanar y que tampoco se dejen engañar. Las cosas están bastante complicadas, pero si todos tenemos una actuación responsable podemos contener la propagación de la enfermedad y sobre todo evitar que se produzca un desbordamiento de la Sanidad Pública. Pero que tampoco se hagan ilusiones desmedidas, no tenemos certeza de que vaya a existir pronto una vacuna ni un tratamiento específico y ni siquiera de que vayan a existir en algún momento (la OMS dice que no habrá vacuna antes del próximo verano, igual hay suerte y se logra antes). Hay que tener paciencia y control.

¿Y a nuestros políticos?

Les pediría un poco de sentido común y de capacidad de coordinación e integración de los esfuerzos de todos. Que apuesten de una vez por todas por la Sanidad Pública y que se abandone el esfuerzo privatizador, que como pasa en Madrid, solo erosiona el sistema sanitario público.

Comentarios