MAHIR QURBANOV - ANALISTA AZERÍ

“Necesitamos tiempo para construir la paz y cimentar la estabilidad política”

Después de un mes y dos semanas, el 10 de noviembre se puso punto y final a la nueva escala bélica que ha enfrentado a Azerbaiyán y Armenia por el control de la región de Nagorno Karabaj. Miles de muertos, heridos y desplazados después, Armenia ha reconocido la derrota militar y la pérdida de territorios. Mientras, una fortalecida Azerbaiyán celebra la victoria y promete que los refugiados armenios podrán volver a sus hogares y vivir en paz, eso sí, después de convertirse en ciudadanos azerbaiyanos. Las dudas y las preguntas asoman por el horizonte. Debido a este hecho, y para conocer con detalle la postura de una de las partes, os mostramos la opinión del analista político azerí Mahir Qurbanov. 

Mahir Qurbanov. Fuente: fotografía proporcionada por el entrevistado
Mahir Qurbanov. Fuente: fotografía proporcionada por el entrevistado
“Necesitamos tiempo para construir la paz y cimentar la estabilidad política”

-Armenia y Azerbaiyán han firmado un nuevo acuerdo de paz, mientras que Armenia ha reconocido la pérdida de territorios. ¿Cuál es la valoración que se hace desde Azerbaiyán? 

Me gustaría empezar subrayando varias cosas: Primero, el Primer Ministro de Armenia, Nikol Pashinián, ha reconocido la derrota; segundo, Armenia ha capitulado (hemos firmado la declaración que pone fin a la ocupación) y tercero, Azerbaiyán ha ganado la guerra. Con estas palabras ya se puede decir todo.

Azerbaiyán no quiere que pierdan la vida más soldados. El Presidente de Azerbaiyán, IIham Aliyev, siempre decía que pararíamos la guerra inmediatamente después de que Armenia se retirara de Nagorno Karabaj. Hemos conseguido devolver algo del territorio y un porcentaje de los pueblos debido a la capitulación. Los hemos liberado en el transcurso de la guerra.

-Durante el transcurso de esta guerra hemos visto imágenes atroces relacionadas con el bombardeo de civiles y asesinatos de soldados. Por ejemplo, Azerbaiyán ha bombardeado constantemente, sin justificación militar, la ciudad de Stepanakert y ha ejecutado a numerosos soldados armenios capturados. ¿Cómo valoras este hecho? 

Nosotros no hemos bombardeado a los civiles, hemos atacado los puntos militares que estaban en Hankendi (Stepanakert para los armenios). Hemos bombardeado los objetivos militares que se encontraban cerca de los emplazamientos civiles.

Nosotros no tenemos la culpa. Fueron los armenios los que pusieron a estos emplazamientos militares en áreas pobladas por civiles. Las bajas civiles fueron un daño colateral del bombardeo de infraestructuras militares.

No queríamos matar a los civiles y tampoco queríamos destruir las casas u otras infraestructuras utilizadas por los civiles. Lo que pasa es que los civiles estaban cerca de los puntos militares y entonces se han registrado daños humanos y materiales.

Los armenios, no obstante, han bombardeado ciudades como Bardá, Ganja, Mingachevir etc. y no precisamente puntos estratégicos, sino casas, edificios etc. Unas 47 personas han perdido la vida debido a estos ataques. El Primer Ministro de Armenia vio que estaba perdiendo la guerra, y entonces, llevó a cabo estas provocaciones, para que la gente tuviera miedo y parara la guerra.

Haciendo referencia a la ejecución de soldados, hay que tener claro que en la guerra puede pasar de todo. Nosotros matamos a los soldados armenios porque están en nuestro territorio. Los azerbaiyanos han matado a los soldados armenios como ellos han matado a mis compatriotas.

-En total cinco periodistas (dos de Le Monde y tres rusos) resultaron heridos por los ataques azerís. ¿Cómo valoras este hecho?

Los periodistas turcos que estaban en la franja también sufrieron heridas. En el caso de los periodistas heridos en la parte armenia, la responsabilidad es de Ereván. Armenia quiso mostrar a todo el mundo lo que estaba pasando y los puso en riesgo. Nosotros no podemos utilizar a los periodistas para efectuar una cobertura total, es decir, no podemos jugar con sus vidas. Los periodistas de Le Monde, por ejemplo, estaban en el campo de batalla, y es una cosa que puede pasar, es la guerra. Al respecto, Azerbaiyán no puso en riesgo la vida de los periodistas que estaban realizando la cobertura dese suelo azerí.

-Ambos bandos se han acusado mutuamente de la utilización de armas prohibidas como bombas de racimo y fósforo blanco. ¿Qué información tienes al respecto? 

Nosotros no utilizamos este tipo de armamento, ellos sí. Por ejemplo, cuando los armenios bombardearon los edificios civiles y efectuaron otros bombardeos utilizaron fósforo blanco. Yo, por la información que tengo, puedo afirmar que Azerbaiyán no ha utilizado este tipo de armamento prohibido.

-Pero, por ejemplo, sí que trascendieron noticias sobre el uso de fósforo blanco por parte de Azerbaiyán en los bosques de Nagorno Karabaj.

Es pura mentira. Las autoridades armenias están engañando a su propia población.

-Debido a la ofensiva azerí, miles de armenios han tenido que huir de sus localidades. ¿Se les garantizará el regreso a los que vivían en los territorios que Azerbaiyán ha recuperado? Y si es así, ¿podrán vivir en paz? 

El Presidente de la República de Azerbaiyán siempre ha garantizado eso, es decir, que los armenios que hayan vivido en ese territorio también puedan regresar a la región. Les garantizamos la paz, la estabilidad política y la prosperidad como ciudadanos de Azerbaiyán.

Esto lo ha mencionado varias veces el Presidente, y ha afirmado que garantizará la paz, la prosperidad, la estabilidad… a todos, a todos los armenios que hayan vivido en los territorios recuperados. No obstante, tienen que convertirse en ciudadanos azerbaiyanos.

-Pero como entenderás bien, existe el miedo a que haya represalias por parte de la población y autoridades azerbaiyanas. Es bien sabido que, en numerosas ocasiones a lo largo de la historia reciente, ambas comunidades han cometido atrocidades. ¿Entonces, está garantizado que no se registrarán hostilidades contra los armenios que regresen a los territorios recuperados por Azerbaiyán?

Efectivamente. Puedes estar tranquilo. También se puede decir a los armenios que no se preocupen. Esto lo garantiza el Presidente de la República de Azerbaiyán, y como el Presidente lo garantiza, pues lo garantiza. Eso sí, necesitamos tiempo para construir la paz y cimentar la estabilidad política. Pero es difícil, tendremos que esperar un poco.

-Se ha constatado la presencia de mercenarios sirios en la guerra, llevados al campo de batalla por Turquía. ¿No consideras peligroso para la seguridad de la región la introducción de soldados vinculados a organizaciones yihadistas? 

Ningún soldado de otra nación ha participado en la batalla por parte de Azerbaiyán.

-No obstante, numerosos medios de comunicación internacionales como organizaciones han denunciado este hecho.

Turquía nos ha apoyado políticamente y diplomáticamente. Pero no ha habido presencia turca o de alguna otra nación en la batalla en el lado azerbaiyano. Yo he estado en el frente y he tenido la oportunidad de hablar con varios soldados azerbaiyanos. Me afirmaron que es verdad que corrían rumores de que los turcos estaban luchando, pero aseguraron que era mentira. No hay ningún soldado turco o de otro país en el lado azerbaiyano.

-Entonces, ¿la información sobre la presencia de mercenarios sirios es mentira?

Pues claro. Pero, ¿por qué no hablan de los soldados latinoamericanos que han estado luchando con los armenios, o de los libaneses etc.? Los armenios sí que trajeron soldados de otras nacionalidades. Te subrayo que he hablado con algunos soldados azerbaiyanos y que me han asegurado que solamente han participado soldados azerbaiyanos en la parte azerbaiyana. Nosotros hemos ganado la guerra, y es un caso de envidia.

-No obstante, estas acusaciones comenzaron desde el principio.

No hay ningún tipo de prueba. ¿Dónde están los videos, las fotos etc.? No pueden demostrar que hubo soldados de otras nacionalidades en la batalla en el lado azerí.

-Varios medios relataron que había mercenarios a sueldo en la parte azerí, y que, además, no recibieron el dinero. Es decir, estos medios afirmaban que existían mercenarios en el lado azerí.

Los armenios controlan muy bien los medios de comunicación occidentales. Por ejemplo, ciertos medios informaron de la muerte de ciertos soldados que luego se demostró que estaban vivos. Ningún soldado extranjero, ningún mercenario ha luchado en el lado azerí. Y te lo confirmo.

-¿Ahora podemos esperar que Azerbaiyán, una vez recuperado este territorio, empiece una transición para hacerse un estado democrático, o por el contrario al haber derrotado a Armenia, un país democrático, la figura del líder nacional se hará aún más fuerte?

Azerbaiyán tiene un sistema democrático. Es verdad que tiene algunos puntos débiles, pero estamos en ello, es decir, reforzando el sistema democrático. La población quiere que Aliyev sea el Presidente. Él dio su palabra de que lograría recuperar territorio azerí en Nagorno Karabaj, y lo ha conseguido. No obstante, veremos en las elecciones lo que pasa. Puede que haya cambios o no. Si la población quiere que Aliyev sea el Presidente lo será. Hemos conseguido demostrar nuestro poder a toda la comunidad mundial. Él lo hizo posible. Antes no nos conocían, ahora nos conocen muy bien.

-Se habla mucho de la influencia turca en Azerbaiyán. El Presidente Aliyev consulta con Ankara sus movimientos en el panorama internacional. ¿Estamos ante una anexión progresiva?

Turquía es el primer aliado de Azerbaiyán. Erdogán y Aliyev hablan constantemente. Son amigos. Por otro lado, se podría decir que somos una nación dividida en dos países. Somos como hermanos. Es muy probable que, en un futuro, la relación sea aún más intensa. Hay numerosos proyectos comerciales, económicos, energéticos etc. entre ambos países. En este sentido, creo sinceramente que los lazos que nos unen se irán fortaleciendo aún más con los años.

-¿Qué valoración haces sobre el papel de Moscú en este conflicto?

La Federación Rusa, como el sucesor de la Unión Soviética, se ve asimismo como el único garante de la seguridad en el Cáucaso. Quiere que en este territorio reine la paz, la estabilidad política y la prosperidad. Y es que, a Rusia tampoco le interesa que la Unión Europea tenga poder en esta zona. Por eso, Rusia controla el Cáucaso. Sin embargo, Moscú no tiene el derecho de entrometerse en nuestra política exterior e interior. En este caso, sin meterse en la política de cualquier Estado, hace una balanza entre los países exsoviéticos.

-¿Cómo valorarías la relación entre Azerbaiyán e Israel?

Es muy estrecha la relación entre ambos países. Azerbaiyán siempre ha sido un país laico que ha apoyado a los judíos. Además, aquí hay una comunidad judía muy fuerte. Existe una cooperación técnico-militar, tal y como existe con Rusia y otros países. Lo que pasa es que Israel está muy interesado en tener esta buena relación con Azerbaiyán. Y hay dos razones para ello: por un lado, está Irán, y, por otro lado, está la comunidad judía. Estos en Azerbaiyán son muy fuertes y siempre les hemos ayudado. Se podría decir que Israel tiene una gran simpatía hacia Azerbaiyán.

-Pero, el tema energético está presente también

Efectivamente, está presente. Nosotros vendemos petróleo, vendemos gas etc. Es decir, somos buenos exportadores de recursos energéticos, y en este sentido, tenemos también una buena relación con Israel.  

-Por último, después de las guerras que se han registrado entre Armenia y Azerbaiyán, y teniendo en cuenta el mutuo sufrimiento que se ha generado, ¿cuáles son las perspectivas de futuro?

Realmente es una pregunta muy difícil. Es muy pronto para saberlo. No obstante, en mi opinión, las perspectivas son muy buenas. El Presidente de Azerbaiyán ha mencionado unas cuantas veces que garantiza la paz y la prosperidad a los civiles armenios que han vivido en Nagorno Karabaj. Y lo garantiza. En este sentido, creo que tendremos un buen futuro. Y es que este conflicto territorial frena la realización de muchos proyectos comerciales, sociopolíticos etc. No obstante, después de la última declaración de paz, veremos un gran futuro para los civiles de ambos países. Es decir, el futuro estará marcado por el desarrollo social, económico y comercial, y, sobre todo, por la estabilidad política. Además, a Rusia tampoco le interesa que en esta zona haya guerras, prefiere que sea estable en términos políticos.

-¿Es posible que en el futuro haya un perdón mutuo y que conviváis en paz?

Pues nunca se sabe. Ya lo veremos.

Comentarios