Eulixe

Para la ministra de Exteriores española no existen los Derechos Humanos de los saharauis

  • La ministra de Exteriores González Laya manifiesta gran preocupación por la detención de un líder bielorruso, pero no reacciona ante el acoso que sufre desde hace mas de tres meses la activista saharaui Sultana Jaya y el grave estado en que se encuentra el periodista saharaui Mohamed Lamin Haddi.
  • Organismos internacionales y varias ONG han denunciado la violacion de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por parte de las autoridades marroquíes, sobre lo que no se pronuncia la ministra de Asuntos Exteriores.
ministra
Para la ministra de Exteriores española no existen los Derechos Humanos de los saharauis

“No se os ve decir nada”. Es el reproche a la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en un tuit en el que se señala que hay decenas de saharauis encarcelados injustamente y de personas asediadas y acusadas en sus casas en el Sahara Occidental ocupado por Marruecos .

El tuit, de @Jatri28941900, respondía a otro de @MAEgob retuiteado por @AranchaGlezLaya en el que expresaba “una gran preocupación” por la detención  en Bielorrusia, el 21 de marzo, de Ihar Barysau,líder del Partido Social Democrático de Bielorrusia, y exigía “su inmediata liberación”.

La defensa de los Derechos Humanos, “parte sustancial de la política exterior de España”, es una constante del Ministerio de Asuntos Exteriores y son frecuentes los comunicados en este sentido, como cuando se producen anuncios de asentamientos israelís en la Cisjordania ocupada, “ilegales según el Derecho internacional” matiza el MAEC, que recuerdan las actividades marroquíes en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Pero la denuncia de la vulneración de los Derechos Humanos se realiza cuando ocurre en cualquier parte del mundo menos en el Sáhara Occidental ocupado

 @Jatri28941900 volvió a la carga y dijo que una ministra comprometida con los DDHH estaría pidiendo explicaciones a Marruecos por las graves violaciones que se producen en el Sáhara Occidental ocupado, ya que España y un Gobierno progresista no pueden mirar para otro lado. Pero el Gobierno de Pedro Sánchez, que alardea de defender los DDHH, calla si se trata de la excolonia española. Y como los de Jatri hay otros muchos tuits.

La violación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por el régimen marroquí, en aumento desde la reanudación de la guerra el 13 de noviembre pasado entre Marruecos y el Frente Polisario, ha tenido en marzo dos máximos ejemplos: el del periodista Mohamed Lamin Haddi, en grave estado tras 69 días de huelga de hambre en una cárcel marroquí alimentado contra su voluntad y sin asistencia médica, y el cerco policial y acoso que sufren a diario, y que dura ya cerca de cinco meses, la activista Sultana Jaya y su familia en su casa, en la localidad saharaui de Bojador.

Para Asuntos Exteriores no pasa nada en el Sáhara Occidental

Asuntos Exteriores no se ha pronunciado ni sobre estos dos casos ni dobre cualquiera de las violaciones de los DDHH que se cometen a diario en el Sáhara Occidental, a pesar de que son denunciadas.

Es difícil desconocer lo que ocurre en el Sáhara Occidental. A las denuncias que hacen los periodistas saharauis, que se juegan la vida por informar, hay que añadir las acciones a favor de los DDHH en los territorios ocupados por Marruecos:  El Intergrupo para el Sáhara Occidental del Parlamento Europeo ha pedido protección para la población saharaui y Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) han denunciado la situación de Sultana Jaya;  respecto al periodista Lamin Haddi, sobre el que hay una campaña internacional para salvar su vida, se han expresado el Observatorio para la Protección de los DDHH -programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH)-, la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) con una carta a Pedro Sánchez, y Reporteros sin Fronteras (RSF), que se ha dirigido a las autoridades marroquíes.

Además, durante tres semanas el Movimiento por los Presos Políticos Saharauis (MPPS) se ha manifestado todos los días ante la sede del Ministerio, en Madrid mientras se carecía de noticias de Lamin Haddi, y ahora lo hace cada lunes pidiendo la intervención de España ante el Gobierno de Marruecos.

Y por la causa saharaui todos los partidos representados en el Senado, a excepción de Vox, han respaldado una moción pidiendo al Gobierno que “facilite activamente” la consecución de una solución política al conflicto del Sáhara Occidental, sin olvidar cómo el ministro de Asuntos Exteriores de Argelia, Sabri Boukadoum, ha dejado claro ante González Laya que la vía para resolver el conflicto del Sáhara Occidental es la autodeterminación del pueblo saharaui, palabra que desde hace un tiempo evita el Gobierno de Pedro Sánchez.

Lo dijo el 24 de marzo a un grupo congregado ante el Congreso por el MPPS el diputado Enrique Santiago, secretario  general del PCE y desde hace unos días secretario de Estado para la Agenda 2020 y compañero de Gobierno de González Laya, la actitud del Ministerio de Asuntos Exteriores “no es la más adecuada y hay una dejadez de las obligaciones de España,  potencia en el proceso de descolonización del Sáhara Occidental según mandato de NNUU”.

La siguiente relación, correspondiente a marzo de 2021, es una muestra aproximada de casos de violación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, en ciudades del sur marroquí con población saharaui y en las cárceles marroquíes con presos políticos saharauis, según organizaciones sociales y medios de información saharauis y españoles.

 

Artículo original de Alfonso Lafarga en Contramutis.

Comentarios