Luz gratis para las familias pobres y cortes a comisarías y grandes empresas

Los trabajadores de la Empresa de Electricidad de Francia (EDF) están llevando a cabo una serie de actos de protesta muy originales y efectivas en contra de la reforma de la jubilación promovida por el gobierno de Emmanuel Macron. Entre las más llamativas, reconectar el servicio a familias pobres y bajar el precio a los sectores populares, mientras que cortan la luz a comisarías, intendencias y grandes empresas. 

Luz gratis para las familias pobres y cortes a comisarías y grandes empresas

La lucha obrera en Francia está a otro nivel. En medio de las protestas contra la reforma de la jubilación promovida por el gobierno de Emmanuel Macron, y que está paralizando el país, los electricistas y trabajadores de la energía están llevando a cabo como actos de protesta una serie de cortes de luz estratégicos que está resultando bastante efectiva. 

A pesar de que el grueso de las protestas recae sobre trabajadores de la SNCF (ferroviarios), la RATP (empresa de transporte metropolitano de París), la Educación Nacional o incluso la salud, los electricistas están aprovechando su posición estratégica para abrir un nuevo frente

Así, los electricistas y trabajadores de la energía anunciaron que decenas de miles de hogares con escasos recursos están siendo reconectados para tener luz y gas durante las fiestas navideñas. Para lograr este objetivo sin que haya grandes cambios de consumo, reducirán la alimentación eléctrica de las zonas más ricas de las ciudades, centros comerciales, comisarías de policía y prefectura para dejarlas en la oscuridad total. Además, los trabajadores han cambiado a la categoría de bajo consumo a 80.000 usuarios de la región de Lyon, asegurando que "la energía no es una mercancía" sino que son "bienes esenciales, cuyo acceso debe garantizarse a todos". Estas medidas fueron aprobadas en asambleas el pasado martes 10 de diciembre.

Tomamos los kilovatios de los más ricos y se los devolvemos a los más pobres - Bastien, trabajador activista de EDF

Estas protestas están poniendo muy nerviosos a ciertos sectores de la sociedad, que ven el gran potencial de este tipo de actuaciones. Obviamente, las medidas contra los huelguistas no se han hecho esperar: el secretario general de energía CGT de Lille fue arrestado y procesado el jueves pasado. 

Amazon a oscuras

La sede de Amazon en Blanc-Mesnil estuvo sumida en la oscuridad durante gran parte de la noche del día 22 de diciembre tras la acción de apoyo realizada por la CGT francesa. Los empleados de Amazon Blanc-Mesnil exigieron «la aplicación de niveles salariales idénticos en todos los sitios», así como denunciaron «la contratación de demasiados trabajadores temporales».

Apoyamos a los empleados que se marcharon la semana pasada para denunciar sus condiciones de trabajo y marcar nuestra reprobación contra la reforma de las pensiones - Marc Fréville, secretario del sindicato local CGT Blanc-Mesnil.

«Se abrió la caja eléctrica y se desconectó la conexión de Amazon», dijo una fuente cercana a la investigación. «El cierre comenzó a las 11:30 p.m. y no se restableció hasta las 7:30 a.m., dijo una fuente sindical. El turno de noche permaneció en la oscuridad y no pudo abandonar el sitio antes de las 5 de la mañana.

Huelga Robin Hood

Este tipo de protestas está teniendo mucho éxito en la actualidad, aunque no es nada nuevo. Ya en 2016, también en Francia, los trabajadores de la energía, a través del sindicato CGT, realizaron actos similares, cortando la electricidad en empresas, mientras la restituían en sectores pobres, logrando un gran apoyo social.

También realizaron entonces cortes durante actos del Gobierno, como sucedió durante la inauguración de la “Ciudad del vino” en Burdeos,cortando la electricidad justo en el momento en que el presidente francés François Hollande se encontraba en el acto oficial.

No vamos a cortar las líneas de 400.000 voltios para hundir a Francia en la oscuridad, pero podemos cortar a los clientes industriales aquí y allá - CGT Francia en 2016

Fuente: IzquierdaDiario.es

Comentarios