El Frente Polisario declara la alerta máxima en el Sahara Occidental

La Secretaria General del Frente Polisario declaró este sábado el estado de alerta máxima en toda la República Saharaui en medio de la escalada con Marruecos en la brecha de El Guerguerat. Además, según el Gobierno saharaui, Marruecos está desplazando numerosos efectivos a la zona, y los está camuflando para atacar a los civiles que están manifestándose. Al respecto, se afirma que cualquier irrupción se considerará una agresión flagrante a la que la parte saharaui responderá con firmeza en legítima defensa de su soberanía nacional. 

Tropas del Frente Polisario en 2005 cerca de Tifariti, para celebrar el 32º aniversario del movimiento. Fuente: Flickr
Tropas del Frente Polisario en 2005 cerca de Tifariti, para celebrar el 32º aniversario del movimiento. Fuente: Flickr
El Frente Polisario declara la alerta máxima en el Sahara Occidental

La nueva escalada entre el Frente Polisario y Marruecos en El Guerguerat se reanudó el 21 de octubre cuando un grupo de manifestantes pacíficos saharauis se instalaron en la zona y cerraron la brecha al tráfico. Ambas partes iniciaron hostilidades acusándose mutuamente de provocaciones, sin tener que llegar a intercambiar disparos.

gerges

Fuente: Google Maps

Actualmente, la población civil sigue concentrándose en la zona para bloquear el transporte de recursos extraídos del territorio ocupado, como frutas y verduras, hacia el Sahel a partir de este punto fronterizo.

Después de la movilización pacífica y desarmada de la población saharaui, las autoridades marroquíes han enviado fuerzas policiales a la zona de protesta y excavadoras para abrir una nueva brecha ilegal en la frontera de un longitud de cinco kilómetros - Hamdi Mansour, delegado del Frente Polisario en Canarias.

Según declararon fuentes policiales de Mauritania a Efe, "un gran número de vehículos, entre ellos camiones, permanecen atascados a un lado y a otro de la frontera por el bloqueo organizado por civiles, que son protegidos por otros con uniformes militares que pertenecen supuestamente al ejército del Frente Polisario, que controla la situación desde colinas cercanas".

Efectivos de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sahara Occidental) intentaron, sin éxito, descongestionar el tráfico. Por su parte, el Ministro de Seguridad saharaui, Abdellahi Lehbib Al Bilal, defendió el bloqueo en declaraciones a la Agencia de noticias privada de Mauritania.

La tensión aumenta en las últimas horas

Según un comunicado publicado por el Ministerio de Información de la RASD, las fuerzas marroquíes han emprendido "una operación de traslado, a gran escala, de efectivos del ejército, la Gendarmería y otros aparatos de seguridad a la zona".

Desde el Ministerio afirman que "las fuerzas de ocupación marroquíes han procedido a camuflar a estos grupos, vistiéndolos con ropa civil, ante la mirada de la propia MINURSO", con el objetivo de "irrumpir en la zona de separación y atacar a los civiles saharauis" presentes en el lugar.

Según esta misma fuente, "la irrupción de cualquier elemento marroquí" (militar, de seguridad o ciudadano civil) en la zona liberada de la RASD, conocida como "zona de separación", será considerada una "agresión flagrante" a la que la parte saharaui "responderá con firmeza en legítima defensa de su soberanía nacional". Además, según afirma el Gobierno saharaui, este hecho supondrá "el fin del Alto al Fuego y abrirá la puerta al estallido de una nueva guerra total en la región".

El principal precedente de la tensión actual en Guerguerat tuvo lugar en 2017, cuando Marruecos y el Frente Polisario estuvieron al borde de la guerra debido a que las autoridades marroquíes pretendían construir una carretera en este punto fronterizo. En enero de 2018, ambas partes se retiraron del lugar ante la intervención de la ONU, que pidió la máxima contención.

komunikatua

El papel de las Naciones Unidas

El Frente Polisario se ha pronunciado también en contra de Naciones Unidas, asegurando que es "el guardián de la ocupación y que está apoyando la invasión". 

La MINURSO se estableció en 1991 como una herramienta de vigilancia para el alto al fuego entre Marruecos y el Frente Polisario y con fin de celebrar un referéndum para resolver el conflicto territorial, que ha mantenido más de 40 años al Sahara Occidental como un territorio no autónomo y pendiente de la descolonización.

Sin embargo, según Hamdi Mansour, esta misión lleva años utilizando el alto al fuego para que "Marruecos siga explotando los recursos de las zonas ocupadas y vulnerando los derechos humanos de la población".

Desde 2019, la MINURSO no tiene enviado especial en la región, estancando aún más la resolución del conflicto. Sin embargo, el secretario general de la ONU, António Guterres, confía en que sea posible llegar a una solución pese a la pausa en este proceso político. Por su parte, el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, afirma que la ONU sigue "cumpliendo con su función en este enfrentamiento" a través del representante especial Colin Stewart.

 

 

 

Comentarios