España recomienda no viajar al Sáhara Occidental y las dudas se disparan

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha desaconsejado viajar a los campos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) debido a la posibilidad de un atentado “en avanzado estado de preparación” contra intereses españoles. Casualmente, el comunicado se produce exactamente un día después de que Pedro Sánchez se reuniera con el Ministro de exteriores marroquí. El Frente Polisario, que se enteró por la prensa, ha mostrado en un comunicado su "profundo pesar y asombro por esta declaración sospechosa"
Soldados del ejército Saharaui. Foto: Eneas De Troya
Soldados del ejército Saharaui. Foto: Eneas De Troya
España recomienda no viajar al Sáhara Occidental y las dudas se disparan

El Ministerio de Exteriores español ha emitido una alerta en la que recomienda no viajar a los campos saharauis de Tinduf en Argelia ante el inminente riesgo de un atentado contra objetivos e intereses españoles. El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha asegurado que el riesgo es real, y mas en concreto contra los colaboradores humanitarios españoles desplegados en los campamentos saharauis de Tinduf. La amenaza proviene presuntamente de una filial de ISIS que se hace llamar Estado Islámico del Gran Sahara. En estos campamentos hay actualmente 100 cooperantes españoles trabajando. Además, muchos otros aprovechan el puente de la Constitución para desplazarse hasta allí y preparar los intercambios de verano con niños.

Dudas razonables

A pesar de estos avisos, las dudas sobre este comunicado no se han hecho esperar. Y es que hay ciertos aspectos que hacen desconfiar. Repasamos algunas de estas razones para la sospecha:

  • La reunión de Pedro Sánchez con el Ministro de exteriores marroquí tan solo un día antes del aviso. Nasser Bourita y Pedro Sánchez trataron diversos temas, entre ellos la reducción en las cifras de llegada de inmigrantes y la importancia del programa de cooperación bilateral de 32 millones de euros para luchar contra las redes, aprobado el pasado mes de agosto. Podría ser sin duda una casualidad que al día siguiente de esta reunión se hiciera pública la alerta. Sin embargo, en las relaciones bilaterales España-Marruecos las casualidades no son habituales, y todo suele tener un significado y una razón. 
  • El Frente Polisario se enteró por la prensa. Resulta cuando menos sospechoso que uno de los principales involucrados en esta situación de alerta no tuvieran conocimiento de la situación. En un comunicado oficial, el Gobierno de la República Saharaui y el Frente Polisario expresaron su "profundo pesar y asombro por esta declaración sospechosa porque la advertencia de no visitar los campamentos de refugiados saharauis no está justificada, y consideran que el movimiento está motivado por motivos políticos que emanan de la flagrante complicidad que busca perjudicar no solo a los propios refugiados sino también al país de acogida. Es lamentable que el gobierno español continúe persiguiendo a los refugiados saharauis incluso después de haber contribuido a su exilio forzoso de sus hogares hace cuarenta y cuatro años, debido a su colusión con el estado de ocupación marroquí que ha intentado exterminar a nuestro pueblo bombardeándolos. con el napalm y el fósforo blanco prohibidos internacionalmente.También es lamentable que el gobierno español, la principal causa de la tragedia del pueblo saharaui, todavía esté tratando de dañar nuestra noble lucha y empañar la brillante imagen de los campos de refugiados saharauis, mientras evade su responsabilidad de trabajar para poner fin a su difícil situación y encuentre una solución al problema que él mismo ha creado".
  • Los últimos coletazos de Josep Borrell. El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones, también se reunió con su homólogo marroquí, Nasser Bourita, un día antes de la alerta. Ambos aseguraron que las relaciones España-Marruecos se encuentran en un momento de "excelencia e intensidad". También hablaron de la situación en la zona del Sáhara Occidental, aunque los detalles no trascendieron. Lo que si conocemos es la postura de Borrell al respecto. En su momento ya impidió un debate sobre el Sáhara en el Congreso, y el año pasado en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado aseguró que “España no es considerada potencia administradora en las resoluciones anuales de la Asamblea General que se refieren a la descolonización del Sáhara Occidental, ni aparece como potencia administradora en la lista de territorios no autónomos de Naciones Unidas. Es importante saberlo para conocer cuáles son nuestras responsabilidades con respecto a ese territorio”.
  • Filtraciones a El País y "recomendaciones" ante un posible atentado. Según el Ministerio de Exteriores, las posibilidades de atentado son altas y reales. Si esto fuera cierto, ¿no serían aconsejables medidas más drásticas? La evacuación en 2012 de los españoles en Tinduf es un ejemplo. Sin embargo, en este caso el Ministerio "desaconseja" los desplazamientos en la zona. Además, el diario El País ha ofrecido detalles muy concretos filtrados por los servicios de inteligencia: "las fuentes consultadas por EL PAÍS indican que la amenaza es real, concreta y próxima, y se basa en “fuentes fiables” de los servicios de inteligencia que operan en la zona, que advierten de un atentado “en avanzado estado de preparación” contra los campamentos de refugiados y, en especial, los visitantes españoles".

 

Comentarios