"La entrada de Bosnia y Herzegovina en la OTAN no podrá llevarse a cabo"

Eulixe publica la entrevista que ha levantado polémica en Bosnia, Ucrania y hasta en las oficinas de la OTAN. El entrevistado es Milorad Dodik, líder de los serbios en Bosnia y miembro de la Presidencia de Bosnia y Herzegovina. 

Texto: Serguei Beloús - Foto: Alina Arsénieva

Milorak Dodik
Milorak Dodik
"La entrada de Bosnia y Herzegovina en la OTAN no podrá llevarse a cabo"

En colaboración con la revista Russian Reporter (Russkiy Reporter)

Bosnia y Herzegovina surgió en su forma moderna en el territorio de la antigua región autónoma yugoslava del mismo nombre, después de la sangrienta guerra entre musulmanes, croatas y serbios a raíz de los Acuerdos de Dayton de 1995. En los últimos años el estado ha mantenido una paz interétnica precaria y una integridad condicional bajo la supervisión de las estructuras internacionales. Sin embargo, hace casi un año, Bosnia y Herzegovina entró en una crisis gubernamental.

Aquí, las batallas políticas y desencuentros en torno al Consejo de Ministros, todavía sin formar 10 meses después de las elecciones, no son una novedad; no obstante, esta vez el mayor problema se debe a que los serbios se niegan rotundamente a vincular la formación del Consejo de Ministros con la adopción del Plan de Acción de Membresía de la OTAN para Bosnia y Herzegovina.

La persona que ha «tirado del freno de emergencia» en el camino hacia el futuro euroatlántico es el líder de los serbios en Bosnia, Milorad Dodik, ex presidente de la República Srpska (2010-2018) y un miembro en funciones de la Presidencia del país (el máximo órgano ejecutivo compuesto por delegados de tres pueblos: bosníacos, serbios y croatas).

Al tener la mayor autoridad entre los políticos serbios en Bosnia, con independencia de su cargo, Dodik desde hace mucho tiempo se ha ganado la fama de un rusófilo y anti-occidental, a pesar de que él defiende la neutralidad estratégica de la República Srpska.

Dodik no duda en comentar abiertamente los temas más peliagudos; esta vez habla de porqué Bosnia ocupa el primer lugar en Europa en el número de ciudadanos que luchan del lado del ISIS, si Rusia realmente está preparando "el escenario ucraniano" para su país y de quién, al fin de cuentas, es Crimea.

​Primera parte de la entrevista

¿Qué ha cambiado en la República Srpska y, en general, en Bosnia desde el referéndum sobre la celebración del Día de la República? ” (En el referéndum de 2016, los ciudadanos de la República respondieron positivamente a la pregunta "¿Apoya usted la celebración del 9 de enero como el Día de la República Srpska?" Cuando en 1992 declararon la creación de la entidad serbias en Bosnia). ¿Cuáles fueron las consecuencias del referéndum?

La República Srpska está decidida a defender y reforzar el orden constitucional y la autonomía, su situación excepcional. Los habitantes han recuperado la confianza en ellos mismos a pesar de la presión de la comunidad internacional y los bosníacos que buscan reducir la autonomía y disolver la República Srpska. No somos una comunidad de aventureros; por mucho esfuerzo y tiempo que tengamos que invertir, seguiremos luchando por medios políticos. Estamos convencidos de que ni una sola región autónoma del mundo se dejaría suprimir.

La situación en Bosnia y Herzegovina se ha agravado a nivel estatal; las relaciones internas son complicadas. Aun así, la República Srpska hoy en día se siente mucho más segura en los procesos internos y la situación económica se ha vuelto más estable aunque necesitamos más inversiones. Por lo general, la dinámica es positiva y, por lo tanto, puedo decir que el día del referéndum volvimos a ganar la libertad y continuamos viviendo al máximo de nuestras posibilidades.

Centro de Bania Luka

¿Cuál es la situación con la formación del Consejo de Ministros? Ahora los medios de comunicación constantemente se refieren a Bosnia como "un país sin gobierno", y eso que desde las elecciones han pasado diez meses.

Según la Constitución, Bosnia y Herzegovina no tiene gobierno, sino el Consejo de Ministros, un órgano subsidiario de la Presidencia del país. Los jugadores occidentales, a través de una ley impuesta por el Alto Representante, intentaron convertir el Consejo de Ministros en una especie de cuasigobierno, pero esto sería un intento de violar la Constitución y los Acuerdos de Dayton (El Alto Representante para Bosnia y Herzegovina es un puesto creado para la ejecución de los Acuerdos de Dayton con facultades exclusivas — Redacción). Como sucede en los estados multinacionales, los intentos de la comunidad internacional de resolver la situación han producido fenómenos absurdos que se ven perfectamente en nuestro caso.

Según la Constitución, no existe un solo proceso en Bosnia y Herzegovina que se resuelva por las elecciones en todo el país. Los serbios eligen a sus representantes, mientras que los bosníacos y los croatas eligen a los suyos. Sin embargo, para convertir el Consejo de Ministros en un gobierno, en lugar de la rotación prevista inicialmente, nos imponen un procedimiento para seleccionar a un presidente. Se esfuerzan por imponernos una administración sin respetar el principio de colectividad. Finalmente, esto conllevará a la aplicación de la fórmula una persona, un voto, y, por lo tanto, los bosníacos siempre superarán a los serbios y croatas en el número de votos y, como resultado, formarán las autoridades tal y como quieran (según el censo de 2013, los bosníacos (musulmanes) representan el 50,11% de la población, los serbios alcanzan el 30,78% y los croatas, el 15,43% - R.).

Esta es una dura lucha estratégica en torno a los principios políticos básicos. Más tarde, después del Año Nuevo, nos impusieron una condición adicional para la formación del Consejo de Ministros que consistía en remitir el consentimiento oficial para unirse a la OTAN. Nosotros, los serbios, se lo negamos y, por supuesto, no lo consideramos aceptable de ninguna manera. Nunca había sucedido que la formación de instituciones conjuntas de alguna manera dependiera de un factor similar.

La entrada de Bosnia y Herzegovina en la OTAN no podrá llevarse a cabo. La República Srpska adoptó su resolución sobre la neutralidad militar y declaró expresamente que no quería ser miembro de la Alianza del Atlántico Norte. Hemos dejado claro que no vamos a avanzar hacia la OTAN y que no formaremos parte de esta alianza debido a una serie de razones políticas, militares, económicas y de otra índole.

En cuanto al aspecto económico, por ejemplo, nos dicen constantemente que cuando entremos en la OTAN, la situación económica mejorará de inmediato. No obstante, vemos qué está sucediendo en Croacia, Montenegro y algunos otros países de la región.

Con respecto a las razones militares, el hecho es que la OTAN bombardeó al pueblo serbio dos veces sin una resolución pertinente de la ONU. Fue una acción unilateral y criminal de la OTAN contra el pueblo serbio que causó un daño enorme tanto en términos de víctimas humanas como de medios materiales y técnicos en la República Srpska y en Serbia. Los serbios como pueblo no tienen motivos para amnistiar aquella operación militar ilegal al adherirse a la OTAN. Por supuesto, ellos son fuertes e influyentes y nosotros somos pequeños y débiles; todo esto es comprensible, pero en cuanto a nuestra voluntad, no queremos asociarnos con ellos. No queremos tener una frontera militar en el río Drina (es decir, con Serbia – R.).

Valoramos el papel y la posición de Rusia en la región, pero creemos que no hay necesidad de establecer alianzas militares. Es la razón por la que hemos declarado nuestra postura como neutral. Rusia toma nuestra posición de una manera muy razonable, pero de Occidente hemos recibido un ultimátum; asimismo, ellos tratan de usar las estructuras bosnias para imponernos la adhesión a la OTAN.

La tercera razón política es que no obtenemos nada de la membresía en la OTAN, pero sí perdemos amigos, y no lo queremos. En el sentido político, nos esforzamos por construir una postura de neutralidad. Vemos que la alineación de fuerzas en el mundo ya es diferente de como era hace veinte o diez años. Por supuesto, nosotros, siendo una nación pequeña, no deberíamos albergar excesivas ambiciones para resolver grandes problemas; es la prerrogativa de los grandes poderes. Pero para cualquiera que esté envuelto en los procesos políticos es obvio que la situación a nivel mundial se está volviendo muy complicada y ya se puede entender en qué dirección se está moviendo todo. Ahora no nos atrevemos a perder a ninguno de nuestros socios por lo que sea.

Sede del gobierno de la República Srpska en Bania Luka

En cuanto a la OTAN, ¿es cierto que sus confidentes recibieron una llamada de la Embajada de EEUU exigiéndoles que le influenciaran a usted para adherirse a la Alianza?

A través de Matthew Palmer, el responsable de esta parte de Europa en el Departamento de Estado de EEUU, nos anunciaron que, ante todo, debemos adoptar el Plan de Acción de Membresía de la OTAN. Sin embargo, de este tipo de intervención dura por parte de la comunidad internacional nunca ha salido nada bueno.

Estoy convencido de que Bosnia y Herzegovina, formada en su forma actual a base de los Acuerdos de Dayton, fue un error. Era un período en el que era necesario distribuir la competencia y proporcionar un cierto nivel de cooperación, lo que garantizaría la libre circulación de personas, bienes, servicios, etc. Sin embargo, alguien decidió ir más allá y creó la actual Bosnia y Herzegovina, una especie de comunidad ilusoria que constantemente muestra su inviabilidad, algo que también es evidente en este ejemplo, cuando se firman acuerdos con representantes de otras naciones que se invalidan al día siguiente.

Pero Matthew Palmer, el representante del Departamento de Estado de EEUU que usted ha mencionado, después de una visita reciente a Sarajevo y Banja Luka, dijo que "Estados Unidos ... continuará insistiendo en la integración de Bosnia y Herzegovina en la UE y la OTAN ". ¿En qué medida es posible hacer frente a una postura tan dura de uno de los países más influyentes del mundo?

Por supuesto que es posible. Para que Bosnia y Herzegovina pueda unirse a la OTAN, tendré que votar a favor. Definitivamente, no lo haré y, desde luego, esto conlleva muchos problemas. Estados Unidos ya me ha convertido en una persona non grata. Pero no he sido elegido para pensar en mi comodidad personal. En este momento histórico bastante difícil para los serbios, me han elegido como el representante y líder del pueblo del que estoy orgulloso, con el objetivo de seguir una política que definitivamente no deba permitir que acaben con este pueblo en el marco de la política de discriminación constante de los serbios en estos territorios. Estoy comprometido a proteger los intereses nacionales serbios. Si le gusto a alguien en Bruselas o no es asunto suyo y no mío.

Sin embargo, ¿todavía existe el peligro de que Bosnia sea "empujada" a la OTAN sin contar con la opinión del pueblo serbio? De hecho, Montenegro ha entrado allí hace poco sin tener en cuenta los ánimos de una parte importante del pueblo.

Sin los serbios, esto no es factible. Montenegro tiene otra estructura del estado: allí los serbios no son un pueblo constitutivo y no están incluidos en el proceso de toma de decisiones. Aquí hay procedimientos según los cuales la Presidencia toma decisiones de política exterior por consenso o por la mayoría, a menos que se vean afectados los intereses vitales de las personas que pertenezcan a una minoría. No creo en Bosnia y Herzegovina. No creo en el concepto de su formación ni en su futuro. Aquí, nadie tiene un plan revolucionario para disolverlo, pero algún día se desmoronará en uno de los escollos, ya sea el tema de unirse a la OTAN o algo por el estilo. Al final sucederá así. Mi respuesta es: aquellos que nos eludan para incluir Bosnia en la OTAN, firmarán la sentencia de muerte a Bosnia y Herzegovina. Sin la participación de los serbios, el país está condenado.

Probablemente intentarán eliminar a Dodik y mis partidarios para trabajar con otra persona (otro representante de los serbios – R.), pero estoy absolutamente convencido de la postura fija de toda la República Srpska. Si pudieran eludirnos, ya lo habrían hecho.

Muchos políticos bosníacos y croatas consideraban los mismos Acuerdos de Dayton como algo temporal creyendo que al final se adoptará una fórmula diferente.

Y así será. Bosnia y Herzegovina es verdaderamente temporal. Y la solución de Dayton también es temporal.

Parte vieja de Sarajevo

Entonces ¿cuál es la perspectiva real?

La perspectiva real es que se descosa por las costuras fijadas por los Acuerdos de Dayton. Los croatas y los bosníacos se divorciarán pacíficamente porque no pueden convivir bien. Lo que quedaría podría llamarse la República Srpska, Herzeg-Bosnia (croata) y Bosnia, y entre ellos sería posible organizar algún tipo de cooperación para garantizar todos los logros de la civilización: la libre circulación de personas y bienes para que no haya excesos. Seríamos buenos vecinos; todos gestionarían sus propios recursos a su manera. No habría estigmación ni interferencia. Hay muchos ejemplos de que los bosníacos bloquearon los programas de desarrollo en la República Srpska y eso es inaceptable. Ahora bien, de momento nos vemos obligados a aguantar porque los grandes poderes que están sumidos en sus juegos de "grandes proyectos" simplemente no nos ven, ya que somos pequeños, y ni siquiera quieren escucharnos. Sin embargo, esto no significa que debemos abandonarnos a nosotros mismos y a nuestro sujeto, a nuestra República Srpska.

Usted está hablando del posible colapso de Bosnia, y mientras tanto, el informe del Instituto Americano de Estudios de Política Exterior bajo el título aterrador Bosnia en el cadalso ruso: la posibilidad de derramamiento de sangre y medidas para prevenirlo expresa el temor de que Rusia supuestamente apoye el separatismo serbio en Bosnia y desencadene aquí una guerra semejante al "escenario ucraniano". ¿Qué piensa de esto, en qué medida será posible?

Bosnia y Herzegovina, por lo general, no debería existir como un estado y cuando se creó, Rusia no tenía fuerzas para nada. No influyó en absoluto sobre la aparición de Bosnia y Herzegovina. Es una creación del Departamento de Estado y la entonces élite estadounidense dirigida por Clinton. Todos estos cuentos que los rusos están tramando o haciendo algo se deben al intento de los primeros de encontrar un motivo, puesto que ahora no lo tienen. Anteriormente, tenían como enemigo a la Organización del Tratado de Varsovia, que era el motivo de la existencia de la OTAN. Ahora ya no está, pero siguen teniendo una percepción negativa de los rusos que habían estado formando durante años y hoy en día les resulta más fácil intimidar a su sociedad con todo tipo de historias de miedo sobre los rusos.

La parte rusa afirma apoyar el orden constitucional de Bosnia y Herzegovina. Nadie por parte de Rusia ha hecho nada que pueda desestabilizar al país. Nunca ha habido acciones que puedan considerarse como una amenaza al orden constitucional de Bosnia y Herzegovina. Entonces, esto es solo un instrumento y un estereotipo que se utiliza para movilizar los países de Occidente contra los "rusos malvados" que, supuestamente, solo tienen que atravesar los Balcanes y ya estarán inmediatamente en Washington.

Comentarios