Desalojan un hotel abandonado de la Sareb donde vivían 22 personas sin hogar

"Salen por mis cojones", gritaba uno de los agentes judiciales que han procedido al desalojo junto a la Policía Nacional de 22 personas sin hogar en Zaragoza, en plena crisis sanitaria por la COVID-19, y que hacían uso de un hotel abandonado desde 2008 perteneciente a la Sareb  (Servicio de Gestión de Activas Procedentes de la Reestructuración Bancaria S.A.,  más conocida como "el banco malo"), quien no ha negociado alternativa. Tres personas fueron detenidas, una de ellas el portavoz de los residentes tras intentar quemarse a lo bonzo. 

Foto: Stop Desahucios Zaragoza
Foto: Stop Desahucios Zaragoza
Desalojan un hotel abandonado de la Sareb donde vivían 22 personas sin hogar

El Estado español sigue teniendo muy claras sus prioridades: primero defender al capital, y luego si sobra tiempo y ganas, a las personas. Es lo que se deduce tras otro desalojo de personas sin hogar que okupaban un hotel abandonado desde 2008, y que pertenece a la Sareb. Hotel que gracias al esfuerzo y trabajo de vecinos, colectivos sociales y los propios inquilinos había vuelto a ser habitable. Ahora el edificio volverá a estar vacío, y esas 22 personas sin ningún tipo de alternativa habitacional y graves problemas físicos y psicológicos, volverán a la calle. 

Unos 60 efectivos de la Policía Nacional (entre miembros de la UIP y UPR) fueron necesarios para expulsar  a estas personas sin hogar tras la denuncia de la Sareb por la usurpación del edificio en la calle Manifestación, un alojamiento turístico que se abrió para la Expo 2008 y cerró en 2011 por la crisis. La Sareb había interpuesto una denuncia hace dos meses por la ocupación del inmueble de propiedad privada. Antes de la llegada de la comisión judicial la Policía detuvo al portavoz de los desalojados, quien amenazaba con quemarse a lo bonzo tras rociarse el cuerpo con gasolina. 

"Las 22 personas sin hogar que vivían en el Hotel San Valero han sido finalmente desalojadas. Están destrozadas. Algunas necesitan atención médica. Aquí no hay ninguna administración, excepto la policía. Regresan a la calle en plena pandemia", apuntaba en Twitter la periodista Irene Alconchel:

Activistas y simpatizantes se agruparon en la puerta del hotel minutos antes de que acudiera el secretario judicial a las diez de la mañana a proceder con la medida cautelar. La Policía Nacional los arrastró hacia los furgones que cortaban los extremos de la calle y procedió a la detención de dos de ellos por «desobediencia y desacato a la autoridad». En los extremos varias decenas de activistas por el derecho a la vivienda protestaban contra la actuación desmedida de las autoridades.

Somos gente que no tenemos dónde dormir. Yo estaba debajo del puente de La Almozara y me llamaron para que viniera. Estaba bien aquí, en una habitación con una cama y comíamos Llevo 24 años en Zaragoza, he trabajado en un bar sin contrato y ahora me echan a la calle otra vez. No sabemos a dónde ir - Joaquín Alfonso en declaraciones a Heraldo

Comunicado de Stop Desahucios Zaragoza

Otra vez vamos a sufrir la lacra de los desahucios en Zaragoza, lacra que por otro lado nunca ha dejado de existir. Ahora es el turno para las personas sin hogar que vivían en un hotel abandonado en calle Manifestación. Hotel que gracias al esfuerzo de vecinos, colectivos sociales y los propios inquilinos han trabajado para volver a hacerlo habitable.

El Hotel San Valero es un hotel que se inauguró la Expo de 2008 pero que tres años después se vió obligado a cerrar debido a los efectos de la crisis económica quedando vacío y en desuso. Posteriormente la Sareb se hizo cargo de la propiedad del inmueble en la maniobra del gobierno por sanear a la banca privada comprando sus activos tóxicos a sabiendas de que iba a ser casi imposible recuperar esa inversión que salía de todos nosotros.

Tras esta maniobra fallida, pues nadie quiso comprar el hotel, éste cayó en el olvido hasta que a principios de año una persona decidió okuparlo con el único fin de ofrecer viviendas dignas a aquellas personas que carecían de ella y vivían en la calle. Asi es como desde hace varios meses cerca de 20 personas están teniendo un sitio donde poder vivir dignamente gracias al apoyo y solidaridad de vecinos y organizaciones sociales. Sin embargo en el momento en que la Sareb se enteró del proyecto decidió ponerle fin iniciando los trámites para el desalojo. Anteponiendo nuevamente la búsqueda de beneficio económico al derecho a tener una vivienda.

Nos encontramos atravesando la segunda ola de COVID- 19, el número de contagios no deja de crecer en Aragón y Zargoza y desde el gobierno autonómico se apela a la resposabilidad ciudadana para quedarnos en casa y evitar que el virus siga expandiéndose, sin embargo no se deja de condenar a personas y familias a vivir en la calle donde cualquier protección contra el virus es imposible sumado todo al dolor de perder tu propio hogar. Todo esto pasa no por una falta de medios sino por una falta de voluntad por parte de los bancos, en primera instancia, y por parte del Gobierno autonómico y central, en segundo y tercer plano. Decimos esto porque en Aragón existe la ley 10/16 que en su artículo 19 establece que los poderes públicos deben de proveer una alternativa habitacional digna a toda persona que se encuentre en situación de vulnerabilidad que se vea privada de su vivienda. Es el Gobierno de Aragón quién está mirando para otro lado negándose a aplicar su propia ley, son los partidos políticos que lo conforman quienes tienen que romper con la complicidad ante esta lacra que condena a la pobreza a decenas de familias y personas cada mes. No es que no puedan hacer nada, es que no quieren.

Esperanza todavía sigue sin una alternativa habitacional, dos semanas después de su desahucio, Husein sigue sin casa, hay 12 familias en el Oliver esperando su desahucio inminente en otro bloque propiedad de Bantierra y ahora 20 personas más se unirán a la lista de personas desahuciadas a la que las instituciones les siguen dando la espalda.

 

Fuentes: Heraldo de Aragón // AraInfo // El Periódico

Comentarios