Declaran Estado de Emergencia en Virginia (EE.UU) ante amenazas de milicias nacionalistas

El Gobernador del estado norteamericano de Virginia Ralph Northman declaró el Estado de Emergencia ante una amenaza creíble de que nacionalistas blancos cometan actos de violencia en la capital. Los informes de inteligencia apuntan a la amenaza de drones armados y un plan para tomar la capital el lunes, cuando se realizará una manifestación en contra de la limitación a las armas de fuego
Declaran Estado de Emergencia en Virginia (EE.UU) ante amenazas de milicias nacionalistas

EE.UU tiene un grave problema con las armas. 2019 ha sido el año donde más asesinatos en masa se han producido desde que se tienen registros. Los tiroteos y ataques ocurridos en lugares públicos, hogares o centros de trabajo se han cobrado la vida de 211 personas en total. Los asesinatos motivados por el supremacismo blanco representan casi el 80% de los vinculados al extremismo. 

armas EEUUUna parte de la sociedad norteamericana está decidida a limitar el uso de armas, pero sus oponentes no se lo van a poner fácil. Esta lucha se ejemplificará este próximo lunes 20 de enero, cuando grupos en defensa del uso de las armas se manifestarán en la Plaza del Capitolio de Richmond, capital de Virginia. Los informes de inteligencia "han identificado amenazas creíbles de violencia en torno al evento, junto con la retórica nacionalista blanca y los planes de grupos de milicias estatales para asistir". 

La manifestación ha sido organizada por el grupo Virginia Citizens Defense League (VCDL) en protesta por una serie de nuevos proyectos de leyes de control de armas que están siendo aprobados por la cámara de gobierno, incluida una que requeriría verificaciones de antecedentes universales y otra que limitaría a una compra de arma de fuego por mes. El VCDL también ha rechazado un proyecto de ley de “bandera roja” que permitiría a las autoridades confiscar temporalmente armas de fuego de alguien que se considere un peligro para ellos mismos o para otros.

Ante esta situación, el gobernador del estado norteamericano, Ralph Northman, declaró el estado de emergencia y anunció una prohibición temporal del uso de armas en las zonas del Capitolio de Estado. El anuncio se produce días después de que los líderes demócratas propusieran una serie de restricciones de control de armas, incluyendo la limitación de la compra de armas de fuego a una vez al mes y la verificación de antecedentes antes de su venta. 

La prohibición también incluye el uso de objetos como cascos y escudos, como se pudo ver en los sucesos ocurridos en Charlottesville en 2017. Northman también ha pedido a los ciudadanos que se mantengan lejos de la capital del Estado,
alertando de que se podrían dar incidentes semejantes a los sucedidos en Charlottesville en 2017, cuando un hombre embistió con un coche a una multitud que estaba en contra de las manifestaciones de supremacistas blancos que se saldó con tres muertos y decenas de heridos. 

 

Comentarios