EEUU

A juicio por dar agua y comida a migrantes

Scott Daniel Warren, activista de la organización No Mas Muertes, se enfrenta a la justicia norteamericana por ayudar a dos migrantes indocumentados

A juicio por dar agua y comida a migrantes

Enero de 2018. Scott Daniel Warren, un profesor universitario y activista de una ONG de ayuda a migrantes en situación de vulnerabilidad, se encuentra en Ajo, una población del desierto de Sonora, en la frontera con México. Allí conoce a dos migrantes mexicanos en malas condiciones de salud. Decide darles agua, comida y ropa limpia. En esos días, la ONG con la que trabaja (No Mas Muertes) publica el siguiente vídeo, en el que se ve a agentes de inmigración de EEUU patear garrafas de agua y bolsas de comida que la ONG había dejado para ayudar a los migrantes que cruzan por esa zona:

Horas después de subir el vídeo, Scott es arrestado por las autoridades norteamericanas. Hoy se enfrenta a tres cargos criminales en un juicio que se espera termine el 7 de junio, y por el que le pueden caer hasta 20 años de prisión. El profesor y activista ya se enfrentó a la justicia por "abandono de propiedad", por haber dejado en el desierto garrafas de agua y comida enlatada con la intención de salvar vidas de migrantes que cruzan el desierto de Arizona. Todavía no se conoce el veredicto de este juicio. La familia de Warren ha entregado el viernes pasado más de 126.000 firmas, reunidas en una petición online para que la corte desestime el caso.

"Es un acto de simple humanidad, no solo se vive una crisis migratoria en la frontera, sino una crisis humana, una crisis moral", Noam Chomsky.

Nos encontramos ante otro caso de criminalización de la ayuda humanitaria, algo a lo que tristemente nuestra sociedad se está acostumbrando. Casos que también vivimos en el estado español, como el de Helena Maleno o Miguel Roldán, que también se han enfrentado a la justicia por ayudar a personas en situaciones de extrema necesidad. 

Comentarios